TROPOFOBIA: MIEDO A MUDARSE O A LOS CAMBIOS

TROPOFOBIA. La tropofobia es la sensación incontrolable, inconsciente e injustificada de temor ante los cambios o mudanzas, es el pavor a afrontar transformaciones que podemos desear y considerar convenientes para nuestros intereses, pero que esta, persistente e inexplicable, emoción de miedo nos paraliza. Esto puede llevar a quien padece esta fobia rara a permanecer estático frente a determinadas oportunidades de cambio y avance, quedándose estancado en un empleo, en un lugar de residencia o en una relación sin sentido, por este pánico absurdo ante cualquier posibilidad de cambio.

Miedo a los cambios o a mudarse

Perfil de persona con tropofobia

Estos casos son más comunes de lo que podéis creer. El miedo a los cambios ha conducido a bastantes personas, incluso amigos y conocidos míos, a mi consulta en busca de ayuda. Es difícil de tratar ya que se apegan a la realidad que consideran su estatus, o sitio de confort, y sufren mucho al tener que modificar algo de dicha realidad.

Haciendo un análisis rápido de las particularidades comunes entre todos estos pacientes, puedo destacar:

Sentido de pertenencia

Manifiestan este sentimiento hacia todo lo que les rodea, y hacia las personas que conforman su círculo, por lo que hacen todo lo posible por mantener la estabilidad en su entorno.

Mediocridad

Estas personas prefieren vivir en aflicción, caos o en situaciones incómodas, teniendo la oportunidad de mejorar, siendo incapaces de hacerlo debido a esta tropofobia que sufren. Ese miedo puede ser motivado por un inconsciente miedo al fracaso y a la culpa de pensar que las cosas pueden salir peor si se atreven a tomar decisiones dirigidas a cambiar su realidad.

Evasión del compromiso

En mi experiencia he podido notar que la tropofobia también puede estar relacionada con un miedo al compromiso, miedo a tomar el control y a asumir las responsabilidades de las decisiones que pueden generar cambios positivos para la vida de quien las toma y de los involucrados en las mismas.

Lo cierto es que estas personas muchas veces por estar aterrorizados ante la posibilidad de perder lo poco que tienen, terminan sin alcanzar lo mucho que tienen oportunidad de lograr, con solo tomar decisiones razonables conducentes a ciertos cambios o transformaciones normales en la vida de cada quien, para poder avanzar, progresar y evolucionar.

Fobias directamente relacionadas

Una de las fobias que están relacionadas con la tropofobia, es la ambulofobia, que se traduce como miedo a caminar. Otra podría ser la tan conocida claustrofobia, que sería miedo a los espacios cerrados, y que en algunas ocasiones va unida a la tropofobia.

Tiene cierta lógica que las personas que no tienen el permiso de conducir desde antes de comenzar a padecer la tropofobia, por el miedo al cambio que les produce tener que desplazarse a sacárselo, así como tener que estar dando prácticas con el automóvil, les produce un cambio en sus vidas que no pueden soportar, por lo que podríamos decir que también guarda relación con la fobia a conducir un coche (amaxofobia).

Factores que inducen a la persona a superar la Tropofobia

Los pacientes con los que me he entrevistado tienen miedo al cambio especialmente cuando todavía no han sufrido lo suficiente, la función del sufrimiento es salir de la zona de comfort, y es tener un motivo interno más para vencer ese miedo a cambiar. Llega un momento en el que las personas sienten un nivel de sufrimiento que es superior al propio miedo, por lo cual, ya no tienen tanto miedo a perder, porque sienten que eso que pudieran perder tampoco les está aportando tanto valor. Es positivo el sufrimiento cuando sirve para armarse de valor, confianza y valentía, para atreverse a salir de la zona de comodidad, yendo en pos de lo desconocido, pero intuyendo que el cambio puede ser el mejor aliado de acuerdo al sentido de la oportunidad, al sentido común y a la circunstancia. Especialmente en los jóvenes que tienen tanto por alcanzar y no pueden darse el lujo de desperdiciar los mejores años de la vida, estancados en una situación desventajosa o mediocre, por no atreverse a ir un poco más allá de lo rutinario.

Relación del cambio con el éxito

No hay que tener miedo del cambio, por temor al dolor, al fin y al cabo, el niño tiene que cambiar para crecer y convertirse en hombre, y el joven tiene que afrontar cambios para establecerse en la vida como adulto independiente y productivo.

En mi testimonio puedo dar fe de que el cambio siempre es señal de que te estás moviendo en la dirección correcta, y si das un paso en falso, te sirve para regresar a la ruta más fuerte y más sabio, preparado para afrontar nuevos retos. Sin embargo, a la hora de tratar con pacientes tropofóbicos esta idea “estándar” tenemos que desarrollarla con calma.

Es desde el momento que dejas tu zona de confort, donde aparece el crecimiento, y es solo creciendo donde aparece la mejor versión de ti, donde descubres de lo eres capaz de lograr.

Conclusión sobre el miedo a mudarse o a los cambios

Si sufres de tropofobia y decides afrontar la vida con valentía y te atreves a generar los cambios necesarios, seguramente no habrás tomado el camino más cómodo y fácil, pero sí el más satisfactorio. Te animo a esforzarte y ser valiente a la hora de tomar tus decisiones y de llevarlas a cabo.

Te invito a cooperar conmigo siendo factor de inspiración para otras personas que sufren tropofobia haciendo que este mensaje les llegue compartiéndolo a través de tus redes sociales.

Una respuesta a “TROPOFOBIA: MIEDO A MUDARSE O A LOS CAMBIOS”

  1. jorge alberto mendoza calderon dice:

    hola, soy Jorge y tengo tropofobia, la verdad no sabia como se llamaba lo que tenia, hasta hoy, desde niño tengo miedo a mover cosas y a los cambios y la verdad es que esta enfermedad me a dañado mi vida y tengo poco que trato de afrontar mis miedos pero muchas veces me es muy difícil, pero trato de afrontarlos y no darme por vencido. tendras algún consejo para mi, gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *