OSMOFOBIA: MIEDO A OLER

OSMOFOBIA. La osmofobia es un persistente, anormal e injustificado miedo a oler, que viene dado por una hipersensibilidad o intolerancia a cualquier olor, lo que representa un síntoma muy común en pacientes con migraña. Los olores de cigarrillo, de perfume y de los productos de limpieza, son los que están más relacionados con los dolores de cabeza.

Miedo a oler

Relación de la migraña con la osmofobia

La migraña es un tipo de dolor de cabeza crónico, cuando este se hace muy frecuente, alrededor de quince (15) días por mes y con episodios muy violentos. Tiene mucho que ver con los cambios hormonales, por lo cual es más frecuente en las mujeres, causada por una actividad neuronal anormal, que afecta el funcionamiento del organismo, incluyendo los sentidos como la vista y el olfato.

Aunque es un tema muy estudiado y se conoce mucho sobre el nivel de afectación de los ojos por episodios de migraña, poca es la información disponible sobre la relación de las afecciones olfativas con estos dolores de cabeza. Esto conlleva a que pacientes con síntomas como la osmofobia, causado por episodios de migraña crónica, sean tratados erróneamente por problemas de sinusitis.

He conocido personas con esta rara fobia que tenían obstruidos pasajes nasales, otros con dolor al respirar y un fuerte catarro, estos viven en una constante incomodidad o hipersensibilidad ante los olores que en condiciones normales no molestarían. En cierta ocasión supe de un paciente que tuvo una reacción irracional cuando su hija se aplicó una “gotita” de perfume en la habitación adyacente a la suya, así como también conocí de otro caso donde otra paciente percibió el olor de un diente de ajo que su esposo añadió al guisado en la cocina y por esa razón sintió náuseas y mareos.

Este problema produce en el paciente una búsqueda desesperada de aislamiento, pues le molesta todo, especialmente por el movimiento cefálico, que percibe como si el cerebro golpease contra el cráneo, como si del péndulo de una campana se tratase.

Fobias relacionadas con otros sentidos

Si bien esta fobia esta directamente relacionada con el sentido del olfato, existen otras fobias relacionadas con los otros sentidos, a continuación expondré las que a mi me parecen más interesantes:

  • Fagofobia o sitiofobia: Fobia relacionada con el sentido del gusto, las personas que la padecen le tienen un miedo atroz a la comida en general y/o al acto de consumirlas (a comer).
  • Liguirofobia: Fobia relacionada con el sentido auditivo y significa miedo a los ruidos fuertes.
  • Dermatopatofobia: Fobia relacionada directamente con el sentido del tacto, ya que las personas que la padecen le temen a las lesiones en la piel.
  • Cromatofobia: Fobia relacionada indirectamente con el sentido de la vista, ya que significa miedo a los colores, y si no fuera por el sentido de la vista no podríamos percibirlos. Pero existen personas con fobias concretas asociadas a cada color, aquí tenéis las más conocidas:

Síntomas que acompañan la osmofobia

Aunque la osmofobia por lo general es un síntoma de migraña, también puede venir con otros síntomas que lo complementan, destacaré los más importantes:

Pánico

Miedo irracional ante una situación que se considera normal, en este caso serían acciones como oler o respirar.

Dificultad para respirar

Esto representa una emergencia potencialmente letal que amerita la intervención inmediata de inhibidores de las fragancias que afectan al paciente y por supuesto la búsqueda de un especialista en esta patología.

Náuseas

Es un malestar que por lo general va a terminar en vómitos, en este caso está relacionado con la manifiesta intolerancia o hipersensibilidad ante la mayoría de los olores.

Condiciones de ansiedad

El osmofóbico siente angustia descontrolada en este particular ante la percepción de olores, que la persona apreciaría normales en otras circunstancias.

Conclusiones sobre el miedo a oler

La migraña es un factor de riesgo respecto al accidente cerebrovascular, además de que limita la vida del paciente, aislándolo de su entorno, por hacerlo proclive a irritarse casi por cualquier cosa cotidiana del día a día,  pero que él percibe como una molestia exagerada, como es el caso de la osmofobia. Esta hace que cualquier olor que pudiera ser agradable, como un perfume o una buena comida, sea percibido por quien sufre esta condición como repulsivo e irritante.

Estas alteraciones olfativas afectan directamente a la calidad de vida, ya no solo de la persona que lo padece, sino de todas aquellas que la rodean y viven con él. Ocasionan que las personas pierdan el gusto por situaciones que antes les ocasionaban placer, por tanto es muy importante tomar las medidas correctivas si padeces esta fobia tan rara, o a ayudar a algún amigo o familiar que la padezca compartiendo esta información en tus redes sociales, para que nadie se quede sin la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *