HIPNOFOBIA: MIEDO A DORMIR

HIPNOFOBIA. También conocida como Somnifobia o Clinofobia, es la sensación de pánico o terror  que puede sentir una persona con respecto a dormir o a conciliar el sueño. Esta fobia no solo se manifiesta con el acto de dormir en sí, también en los momentos previos como preparar la cama. Los hipnofóbicos extremos toman medidas drásticas como no tener una cama en sus hogares, para así evitar dormirse.

Miedo a dormir

Causa de la Hipnofobia

Las causas más comunes son el miedo a morir durante el sueño, sufrir algún ataque o que suceda una situación de emergencia y la persona se encuentre dormida, las pesadillas, no saber diferenciar entre la vida real y un sueño, el miedo a dormir y no poder despertarse, entre otros. La Hipnofobia, es muy perjudicial para las personas que la padecen, genera mucho estrés y un gran deterioro tanto físico como mental, debido a que la persona se pasa mucho tiempo en vela, evitando dormir.

Una vez tuve un paciente, cuya causa de su fobia se debía a una pesadilla que constantemente se repetía cada vez que alcanzaba un sueño profundo, aunque su fobia no era tan severa porque dormía al menos unas 3 horas diarias aproximadamente.

Síntomas de la Hipnofobia

En mi experiencia con esta fobia, los síntomas más característicos son los ataques de pánico, aumentos del ritmo cardíaco, náuseas, insomnio, somnolencia, fatiga.

Existen otros síntomas que no son propios de la fobia, sino, efectos secundarios generados por la falta de sueño, y en los casos más extremos  las personas llegan a presentar alucinaciones y delirios, provocando que la situación del paciente se agrave y conlleve a desencadenar una enfermedad mental como la demencia, fallos en el sistema inmunológico, depresión, las personas se vuelven propensas a desarrollar una cardiopatía, entre otros.

Tratamiento de la Hipnofobia

El diagnóstico temprano y correcto de la hipnofobia es muy importante, ya que la salud tanto física como mental puede verse comprometida debido a los efectos secundarios que pueden originarse por privarse de una necesidad tan esencial como la de dormir.

En estos casos se recomienda reiteradas sesiones psicológicas en las cuales se aplican técnicas como terapia de desensibilización, la hipnosis, coaching ontológico, y programación neurolingüística.

Si crees que puede ser de ayuda para algún conocido, no dudes en compartir esta publicación por tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *