HELMINTOFOBIA: MIEDO A SER INFECTADO POR GUSANOS

HELMINTOFOBIA. La mayoría de las personas sentimos cierta repulsión hacia los gusanos, y en general evitamos la picadura de cualquier animal. Sin embargo existen individuos que padecen de un miedo extremo a ser picados por gusanos, a este temor se le conoce como helmintofobia. No se trata solo de gusanos, en esta categoría también se integran las lombrices y orugas o cualquier otro animal o insecto que tenga forma parecida. Esta fobia se vincula estrechamente con la escolequifobia (miedo a los gusanos) y ambas se encuentran dentro de una zoofobia específica.

Miedo a ser infectado por gusanos

Síntomas de la Helmintofobia

Debido a las particularidades de esta fobia, los helmintofóbicos suelen presentar:

  1. Sensación de asco
  2. Hormigueo
  3. Sudoración
  4. Ataques de pánico y ansiedad

En mi experiencia al tratar estas clases de fobia he podido observar que la misma implica ansiedad y angustia, los pacientes que sufren algún tipo de fobia sienten que este miedo los inmoviliza, cuando son casos extremos sienten la necesidad de correr y alejarse de los que les produce dicha ansiedad. Dado que esta fobia controla a quien la padece y esto va afectar eventualmente su vida.

Causas de la Helmintofobia

Como ocurre mayormente con las fobias específicas, el nacimiento de la helmintofobia puede aparecer después de haber vivido un evento desafortunado con la picadura de un gusano, usualmente estos eventos suelen ocurrir en la niñez, aunque también se han visto casos en la que personas adultas desarrollen helmintofobia.

Hay una paciente que nunca voy a olvidar, pues la manera en la que me contaba la historia de su momento traumático fue muy particular. Resulta que un día estaba en una entrevista de trabajo grupal, y a la mitad de la entrevista les ofrecieron un refrigerio, ella tomó una manzana, no se percató de los pequeños agujeros que tenia, y al morderla salieron 3 granos (según ella, enormes) y los escupió sobre la persona que sería su jefe si quedaba en el puesto. Lo cierto es que ella salió corriendo del sitio y escupiendo pues sentía que aun dentro de su boca habían muchos más. Desde ese momento se traumatizo y quedo con esta fobia.

Tratamiento para la Helmintofobia

A través de las distintas experiencias adquiridas con mis pacientes bajo esta condición y muchas otras les aseguro que el mejor tratamiento en estos casos es la implementación de un acompañante terapéutico, también el uso de las técnicas de PNL o terapias psicológicas  con el fin de ir superando este temor.

Si este artículo fue de tu agrado ayúdanos a difundirlo a través de tus redes sociales ya que lo fundamental para superar esta clase de fobia es estar decidido a superarla, no desilusionarse si los resultados tardan en aparecer, colocarse metas claras y posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *