AUTODISOMOFOBIA: MIEDO AL MAL OLOR

AUTODISOMOFOBIA. Es normal sentir molestia o repulsión frente a los malos olores propios o de otras personas, no obstante, cuando este tipo de desagrado se sale de control convirtiéndose literalmente en una obsesión para la persona que lo siente, quizás sea el momento de visitar a un profesional de la salud mental para recibir ayuda psicológica, pues puedes estar padeciendo de autodisomofobia que es el miedo irracional al hedor corporal humano o al mal olor en general. Según he podido corroborar en mi experiencia este temor exacerbado constituye una condición psicótica muy seria, que puede perjudicar considerablemente tus relaciones sociales, entre distintas facetas de la vida.Autodisomofobia: Miedo al mal olor

¿Cómo saber si padezco autodisomofobia?

En ocasiones la línea imaginaria que distingue un miedo normal de una fobia es muy delgada, por lo que no suele ser sencillo identificar o diagnosticar en la psicología inicialmente un trastorno psicótico de esta índole que puede llegar a afectar el estado mental de la víctima e interrumpir por completo su vida.

Por estas razones resulta de vital importancia que acudas a un psicoterapeuta si sospechas el padecimiento de esta enfermedad o alguna similar, de igual forma te invito a completar el siguiente cuestionario que te puede servir de orientación preliminar, de modo que acudas a tu primera consulta con el especialista un poco mejor informado sobre tu posible padecimiento.

  1. ¿Usas cantidades exageradas de perfume o sustancias aromatizantes por miedo al mal olor?
  2. ¿Percibes mal olor propio o de otros y te causa angustia y que nadie más puede captar o no lo hacen con la misma intensidad que tú?
  3. ¿Evitas practicar todo tipo de deporte o actividad que te haga sudar por el pánico que sientes frente a tus propios olores corporales o de oler a otros sus transpiraciones?
  4. ¿Con frecuencia críticas con ansiedad a las personas por su supuesto mal olor?
  5. ¿Sientes que esta obsesión te está limitando en diferentes aspectos de tu vida, alejándote de tus amigos y familia e inhibiendo de hacer actividades necesarias?

Análisis de tus respuestas

Debemos tomar en cuenta que cada en tus respuestas equivale a un punto, por ende, si has obtenido 2 o más puntos y/o has respondido afirmativamente a la pregunta 5, es momento de acudir a un psicólogo de inmediato para que tu situación sea evaluada y diagnosticada adecuadamente y puedas recibir el tratamiento oportuno que te ayude a conquistar tu miedo y ansiedad, antes de que este termine adueñándose de tu existencia e interfiriendo en el desarrollo cotidiano de tu vida.

Vale la pena recordarte que este es un test de orientación diseñado con la intención de advertirte sobre un posible padecimiento psicológico de fobias como esta, para que acudas a un profesional a recibir la valoración y seguimiento adecuado.

¿Cómo superar la autodisomofobia?

Lo primero que debes tener en cuenta al momento de enfrentarte a la autodisomofobia es que esta es una enfermedad, por lo que no va a desaparecer de la nada o va a ser curada en base a fuerza de voluntad, sino sólo con el apoyo y orientación de un profesional de la salud mental.

En este sentido he conocido innumerables casos de pacientes que sospechan el padecimiento, aún sin saber el nombre o las implicaciones del mismo saben que algo anda mal pero no acuden a un psicólogo por el estigma social que ello significa para algunos o por no darle importancia al asunto, y con ese proceder lo que han conseguido es agravar su situación y hacer más cuesta arriba su posible sanación.

Ante esta realidad te invito a acatar las siguientes recomendaciones para superar la autodisomofobia:

1.   Asumir

Lo primero que debes hacer es asumir de forma consciente que padeces de esta psiconeurosis y que necesitas ayuda profesional para superarla.

2.   Desafiar

Es importante desafiarte a ti mismo y atreverte gradualmente a hacer aquello que la autodisomofobia no te permite, por lo que puedes empezar a hacer unas 5 sentadillas en tu propia casa a ver si sudas un poco, sin salir corriendo a ducharse.

3.   Evaluar

Evalúate a ti mismo sobre los avances que has logrado y date ánimo para reforzar tu autoestima.

Relación con otros trastornos

Revisando mis apuntes del máster en psicología clínica que realicé hace unos años, pude darme cuenta de que la autodisomofobia es una de las fobias que puede estar originada por fobias como la misofobia (miedo a los gérmenes) y a su vez suele derivar en la ablutomanía, que es la obsesión enfermiza por ducharse excesivamente.

Puedes estar en contacto con nosotros cuando lo necesites y además te invito a difundir esta valiosa información en todas tus redes sociales.