ALGOFOBIA: MIEDO AL DOLOR

ALGOFOBIA. Resulta normal que las personas eviten sentir dolor, por simple sentido preservación de la vida y de la integridad corporal, el cual es innato en todos nosotros. No obstante, existen personas cuya manifestación de rechazo al dolor puede salirse de control, sintiendo un pánico irracional ante cualquier experiencia cotidiana que presumiblemente les pueda causar dolor, exagerando la intensidad del mismo, y teniendo reacciones desproporcionadas de ansiedad o angustia, frente al mínimo riesgo de exponerse al dolor, estas personas padecen una condición psicótica denominada algofobia.miedo al dolor

Síntomas de la algofobia

He tenido pacientes que antes de acudir a mi consulta, confunden su fobia al dolor con otras patologías como trastorno de bipolaridad, depresión, esquizofrenia, entre otros. Además, se suele banalizar la condición, definiendo a la persona que lo padece simplemente como cobarde. Sin embargo, lo cierto es que resulta muy importante identificar y tratar la algofobia, ya que afecta la calidad de vida, de quien la padece, inhibiéndola de realizar actividades naturales y necesarias, como ir al dentista o embarazarse. Los síntomas más comunes para identificar la algofobia, son:

  • Temblor
  • Sudoración
  • Depresión
  • Ataques de pánico
  • Taquicardia
  • Mareos, nausea
  • Problemas estomacales

Tengo un caso que contar, y es que un compañero de profesión me comento que el año pasado una joven de veintidós (22) años, embarazada, acudió a su consultorio en busca de ayuda, ya que su paranoia y exageración por el dolor la llevó al uso desproporcionado de analgésicos y otros medicamentos, sin prescripción facultativa poniéndose en riesgo ella misma y también a su hijo en período de gestación.

Tratamiento para la algofobia

He leído mucho sobre este tema, ya que me resulta muy interesante, en cierta ocasión, leí un artículo en la revista Journal of Alternative and Complementary Medicine, donde unos científicos recomiendan el uso de la música suave como un ansiolítico, relajante del sistema nervioso, por lo cual he añadido este método a mis terapias con gran efectividad.

El dolor es parte necesaria de la vida, no dejes que el miedo a experimentarlo te reprima de vivir y alcanzar lo que deseas, además te agradeceríamos mucho que compartas este artículo en tus redes para que tus amigos también puedan apreciarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *