AICMOFOBIA: MIEDO A LOS OBJETOS AFILADOS

AICMOFOBIA. Es conocida por ser el miedo descontrolado hacia los objetos punzantes y cortantes, como agujas, navajas, cuchillos, alfileres, etc. La sensación de pánico de estos pacientes surge con la simple vista o contacto con el objeto filoso. sus reacciones pueden variar, pero básicamente se trata de una crisis de nervios y un deseo incontrolable por alejar el objeto fóbico, que mayormente son agujas.miedo a los objetos afilados o puntiagudos

Desde pequeños todos o casi todos sufrimos de miedos por las inyecciones, pues el entendimiento que teníamos por nuestra corta edad es que esos eran episodios de dolor. Sin embargo, la mayoría al crecer entiende que son necesarias por nuestra propia salud. Pero hay otra gran cantidad de personas que, a pesar de entender esta teoría, el pavor que les ocasionan las agujas es desmesurado. Se estima que por lo menos el 10% de la población mundial sufre esta fobia, claro está, en distintos grados.

Relación entre aicmofobia, belonefobia y tripanofobia

Conceptualmente se tratan de la misma fobia, miedo a los objetos punzantes, su diferencia radica en el origen etimológico de las palabras que se utilizan para definir, como aichmé (punta), belón (aguja), trypanón (taladro). Todas estas fobias se combinan en el miedo por ser heridos por tales objetos, por lo que se relaciona también con la hemofobia (miedo por la sangre) y Distiquifobia (miedo a los accidentes). Los pacientes que he atendido, crean en su mente todo un episodio sangriento y traumático por la simple presencia de un objeto cortopunzante.

Tratamiento para la aicmofobia

No hemos podido probar hasta ahora un fármaco para quitar definitivamente la aicmofobia, pero sí existen tratamientos psicológicos que ayudan a disminuir los síntomas cuando se está frente a objetos punzantes y filosos, los cuales van desde sudoración excesiva, ataques de ansiedad, hasta dificultad para respirar y desmayos.

Cuando un paciente deja de respirar con normalidad se ocasiona un dolor de cabeza, el cual puede disminuir con analgésicos. Además, por ser una de las fobias más comunes mundialmente hay muchos colegas que tratan con la hipnosis, a pesar que yo no la practico, no estoy en contra de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *