RUSOFOBIA: MIEDO A TODO LO RUSO

RUSOFOBIA. En la comunidad científica hay muchas opiniones, pero todos coincidimos en que una fobia es un trastorno mental que, llevado a un extremo, se manifiesta en un comportamiento irracional. Podríamos entender entonces, que la rusofobia es un miedo extremo e irracional a Rusia y a todas las cosas de ese país. Sin embargo, en el sentido estrictamente técnico, no puede ser considerada en sí misma una verdadera fobia, sino más bien una expresión de odio, hacia un gentilicio específico, relacionado con el racismo o la xenofobia (rechazo a los extranjeros en general o de determinada nacionalidad).miedo a todo lo ruso

Causas de la Rusofobia

Es sorprendente la frecuencia con que se menciona algo como una “fobia” cuando en realidad es un odio o una fuerte aversión. El sentimiento anti ruso, es un espectro diverso de sentimientos negativos, miedos, burlas y / o prejuicio hacia Rusia, los rusos y / o la cultura rusa.

Este resentimiento se ha inoculado, en personas de distintos grupos sociales, alimentado por estereotipos heredados de la Guerra Fría, donde para el mundo occidental Rusia representaba al mal. Por lo tanto este tipo de “fobias”, están más originadas en elementos culturales y políticos, que psicoterapéuticos.

Clasificación de la Rusofobia

Esta fobia es un fenómeno social, por lo que  me he ocupado de estudiar sus consecuencias en poblaciones enteras y no solo en individuos. Existe cierta clasificación entre las expresiones más importantes de rusofobia en el mundo, cada una con semejanzas y contrastes en sus razones y formas de odiar, teniendo como conclusión que existe rusofobia francesa, alemana, inglesa, judía y americana, es decir, parte de la población de cada uno de esos países desprecia a Rusia de maneras diferente.

Consecuencias de la Rusofobia

No hay absolutamente ninguna razón objetiva para que Rusia y Europa sean enemigos. Sin embargo, he podido ver de primera mano, cómo este tipo de sentimientos heredados de épocas pasadas, distorsionan las relaciones y afectan la convivencia entre ciudadanos de los países involucrados.

Procura que la herencia, que dejes a tus hijos sean principalmente, valores de hermandad, fraternidad y tolerancia, porque en este mundo cabemos todos en paz. Comparte este mensaje en tus redes para que alcance a miles y podamos contribuir a tener un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *