TESTOFOBIA: MIEDO A LOS EXÁMENES

TESTOFOBIA. ¿Cuántos de nosotros no hemos tenido esa sensación de inquietud y preocupación por presentar alguna evaluación, test o examen? Es una sensación muy común y normal en la vida estudiantil y laboral, y solo nos demuestra que nos preocupa el resultado del instrumento evaluativo, más, cuando nuestro futuro depende de él. Sin embargo, existen personas que presentan una actitud totalmente negativa ante este tipo de situaciones, no es más que la fobia conocida como Testofobia.

miedo a los examenes

La Testofobia, es ese miedo exagerado, ilógico y persistente a los exámenes o test evaluativos. Una persona testofóbica siente rechazo ante cualquier tipo de instrumento que sea implementado para calificar, el hecho de responder un examen puede volverse una completa tortura para él, aun y cuando esté totalmente preparado y calificado para ello. Esta fobia puede presentarse con mucha antelación al examen (al momento de la preparación), o durante el momento en el que se lleva a cabo.

Origen de la Testofobia

Como la mayoría de las fobias, la testofobia se puede originar por una situación traumática que la haya desencadenado, y por lo general se desarrolla a temprana edad, aunque también puede presentarse en la adultez.

Hace un par de años tuve un paciente que acudió a mí por problemas de ansiedad y nerviosismo, en la primera sesión me relataba cuales eran los momentos en donde él sentía que sus síntomas se agravaron (exámenes del instituto), y automáticamente me di cuenta que el sufría de Testofobia. Su fobia se desarrolló cuando a la edad de 8 años había reprobado un examen de matemáticas y el castigo que recibió de sus padres fue muy severo, a partir de allí, presentar un examen se volvió su peor tortura. Entonces, situaciones como la presión de los padres y familiares, el bullying de los alumnos y profesores ante un mal resultado en un examen y el miedo al fracaso, pueden ser desencadenantes de la Testofobia.

Síntomas de la Testofobia

Los síntomas más característicos de los Testofóbicos son la sudoración, disminución de la presión arterial, mareos, dificultad para concentrarse, descompensación, y en los casos más extremos el aislamiento social, ya que la mayoría de las personas que padecen de esta fobia se ven obligados a abandonar sus estudios o trabajos por no soportar la presión de ser constantemente evaluados.

Tratamiento de la testofobia

Las terapias que yo recomiendo para tratar esta fobia son las terapias de meditación, emplear técnicas de relajación y respiración, coaching ontológico, entre otras. Los padres deben estar atentos con el comportamiento y desempeño de sus hijos en la escuela, para así, detectar la testofobia temprano.

Si te gusto el contenido de esta publicación, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *