TECNOFOBIA: MIEDO A LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

TECNOFOBIA. En este caso más que un miedo desmesurado e incontrolable, se trata de un fuerte rechazo por los aparatos tecnológicos. A pesar de que como sociedad hemos avanzado treméndamente en materia tecnológica, existen muchas personas aferradas al pasado. Son sujetos que se caracterizan básicamente por presentar una involución tecnológica, prefieren usar aparatos antiguos que los de última generación o simplemente no soportan nada relacionado con la electrónica.

Hay casos de las personas que piensan que la tecnología no fue inventada para sí mismos. Por ejemplo, tuve una vez una paciente, una persona muy joven, profesional, con altos estudios universitarios y abogada; era una persona muy preparada en su vida, el problema estaba en que ella misma se denominaba “alérgica a la tecnología” rechazando totalmente todo contacto con aparatos y dispositivos tecnológicos. Me dijo que su principal motivo era miedo a dañarlos y perder la inversión que había hecho en ellos o peor aún, que éstos le ocasionen un daño en el cuerpo. Fue impresionante saber que en pleno siglo XXI una persona joven podía obtener un título universitario sin utilizar un ordenador en toda su carrera.

Posteriormente descubrí que en realidad el origen de su miedo fue transmitido por su madre, la cual presentaba la misma falta de interés por la evolución tecnológica y aprender su uso.Miedo a la tecnología

Síntomas de la tecnofobia

Dentro de los síntomas de los tecnofóbicos resaltan la falta de aptitud y actitud para aprender a usar las nuevas tecnologías. La resistencia existente por el avance se manifiesta a través del desinterés y la intolerancia por esta ciencia. La señal principal en estos casos es la negativa al uso de los teléfonos móviles. Hay personas que deciden no tenerlos, estableciendo que en sus épocas se comunicaban de persona a persona y era mejor, por lo que repudian el hecho de aprender a utilizarlos.

Estudios específicos en la materia han demostrado que básicamente la tecnofobia es sufrida en su mayoría por personas de avanzada edad, sin embargo, como les mencione anteriormente no es una definición definitivamente cierta, ya que existe muchos jóvenes con esta enfermedad.

Tecnofobia y tecnofilia: Las dos caras de la moneda

Ya hemos establecido un perfil claro sobre los tecnófobos, pero existe otro carácter que es completamente contrario, se trata de la tecnofilia, que no es más que la obsesión incontrolada por conocer y saber todo acerca de los avances tecnológicos. La euforia que desarrollan muchas veces va más allá de sus propios límites. Las personas que desarrollan con mayor fanatismo esta pasión, pueden llegar a gastar enormes cantidades de dinero en cada aparato que sale al mercado. Este fenómeno es visto mayormente por la sensación de dependencia que sienten estos sujetos afectos a la tecnología por tener o probar la última generación de un dispositivo tecnológico.

Esta adicción, desde el punto de vista social hace que las personas se aíslen con respecto a las personas con las que comparten. Su entorno es completamente alterado y prefieren estar con sus aparatos que, con personas reales, familias, amigos, pareja, entre otros pues le suplen un complejo de superioridad que solo sus juegos de vídeo, aplicaciones, consolas, computadoras o demás gadgets tecnológicos pueden satisfacer.

Consecuencias de la tecnofobia

Las mayores consecuencias las pueden presentar la sociedad joven porque dentro de todo el uso de los nuevos dispositivos tecnológicos y sobre todo de la internet son necesarios en estos tiempos. El fenómeno de las redes sociales ha desencadenado un nuevo mundo que parece no tener límites en cuanto a creación, evolución y sobretodo comunicación.

Para finalizar, considero que es necesario saber de tecnología en la actualidad. Cualquier empresa o compañía maneja todos sus datos mediante redes y tecnología inalámbrica, por lo tanto, es un requerimiento básico que todos sus miembros tengan conocimientos básicos de este tema. Hoy en día saber enviar un correo electrónico y compartir este artículo en las redes sociales es tan importante y básico como saber realizar una simple operación matemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *