MNEMOFOBIA: MIEDO A LOS RECUERDOS

MNEMOFOBIA. Inevitablemente nuestras mentes almacenan todo lo que nos pasa, por lo general el ser humano tiene la tendencia de atesorar sus recuerdos más valiosos y de obviar un poco, o incluso reprimir los que les causan pesar. Sin embargo, en mi ejercicio profesional, he estudiado una condición psicótica, denominada Mnemofobia, que se describe como un repudio generalizado e irracional hacia cualquier tipo de recuerdo, incluso los agradables puede congestionar la vida social de una persona. He tratado pacientes con este trastorno y estos expresan sentimientos como depresión, pesar, angustia, con solo ver una foto o exponerse a situaciones que traigan a su mente hechos del pasado.

Miedo a los recuerdos

Tipos de Mnemofobia

Temor a recordar

En este tipo de Mnemofobia, puede que todos los recuerdos sean susceptibles, de causar pánico, o también he sabido de casos, donde la Mnemofobia se manifiesta de forma selectiva, hacia cierto tipo de recuerdos.

Temor a perder la memoria

Esta condición es muy común en mis pacientes que padecen Alzheimer, o los que se obsesionan con la idea de estar en riesgo de contraerlo.

Síntomas de la Mnemofobia

El año pasado tuve la ocasión, de tratar profesionalmente a Lorena, una simpática chica de 22 años, que llegó a mi consulta por un grave problema de ansiedad, y de comunicación, que le impedía desenvolverse de forma natural.

Comenzamos a hablar, de la forma más fluida posible, iniciando con la entrevista de rigor para romper el hielo.

  • ¿Qué deseabas ser cuando eras niña? – pregunté.

Automáticamente se bloquea la conversación, la chica se pone tensa, comienza a hiperventilarmete la cabeza entre sus rodillas, como escondiéndose. Repito la pregunta, ella empieza a balbucear, siendo incapaz de responder, me doy cuenta que he dado en el punto.

  • ¿Estás bien? – le consulto.
  • ¡Pues no! ¿No te das cuenta? – me contesta.

Y seguía sumergida, en sus piernas, era incapaz de recordar, lo que le pregunté, no quería hacerlo, no podía hacerlo, el solo intentarlo la paraliza.

Estaba frente a un evidente caso de Mnemofobia, que fuimos tratando en base a buenos recuerdos, ayuda familiar y paseos a lugares que ya había visitado. Afortunadamente pude ayudar a Lorena a superarlo. Gracias por leerme, si te ha gustado este artículo, te invito a compartirlo en tus redes sociales, para que sea también de provecho para tus amigos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *