ATELOFOBIA: MIEDO A LA IMPERFECCIÓN

ATELOFOBIA. Es el miedo de no hacer algo bien o el miedo de no ser lo suficientemente bueno, en palabras más simples, se trata del miedo a la imperfección. Las personas que sufren de este trastorno psicológico pueden caer a menudo en la depresión cuando sus expectativas deseadas no coinciden con la realidad. Un atelofóbico tiene el pánico de que lo que está haciendo este mal de alguna manera, incluso hacer una llamada, escribir cualquier cosa, comer o hablar delante de los demás es difícil para ellos, ya que tienen miedo de que están cometiendo algún tipo de error en su tarea.Atelofobia: Miedo a ser imperfecto

Relación de la atelofobia con el perfeccionismo

En la psicología, el perfeccionismo es un rasgo de la personalidad que se caracteriza por el esfuerzo de una persona de impecabilidad y el establecimiento de normas de altorendimiento, acompañado de autoevaluaciones y preocupaciones exageradas con respecto a las críticas de los otros. Es mejor conceptualizada como una característica multidimensional, nuestro gremio de psicólogos coincidimos en que hay muchos aspectos positivos y negativos. En su mala adaptación, el perfeccionismo lleva a la gente a que trate de alcanzar un ideal inalcanzable, por otro lado, el perfeccionismo a veces es positivo porque puede motivarlos a alcanzar sus objetivos.

Dentro de la sociedad que vivimos, el perfeccionismo es generalmente visto como la razón para estar orgullosos; de hecho, es un tópico bastante común cuando los entrevistadores de empleo preguntan sobre “debilidades” en el lugar de trabajo. Pero, ¿Cuándo la búsqueda de la perfección se convierte en señales de atelofobia? Como la mayoría de las fobias, la línea entre el comportamiento saludable, como el perfeccionismo, y un temor irracional depende de la persona. Todo radica en gran parte a la cantidad de angustia que provoca el miedo a fallar, de no lograr alcanzar sus metas.

Algunos perfeccionistas tienden a desarrollar atelofobia porque se convierten en maniáticos del orden, su deseo de perfección puede llegar a ser tan obsesivo hasta el punto en que finalmente desarrollan trastornos obsesivos compulsivos.

Origen de la atelofobia

En casi todos los casos que he logrado tratar, la causa del miedo a la imperfección está ligada a sentimientos generados en el pasado ​​donde la persona sentía que todo lo que hacía no era suficiente. Casi siempre estaba presente una persona que se encontraba provista de autoridad, ya sea padre, un jefe o un amigo, que le reclamó lo ineficaz que era y no tendría la facultad de realizar cualquier cosa bien.

El impacto de ese anuncio puede ser tan perturbador que ocasiona el temor en la persona a volver a fracasar, a veces, en vez de inspirarlo para que mejore sus habilidades, solo se le perjudica creándose un terror innecesario. Muchas veces las personas no tienen idea de cómo sus palabras tendrán un impacto en las demás personas, provocando un ciclo peligroso que conduce a un círculo vicioso de miedo.

¿Cómo afecta la atelofobia a las personas?

Aunque el atelofóbico es inteligente y talentoso como otras personas en la sociedad, incluso más, sus capacidades están enmascaradas por el miedo a fallar. Él no compite con nadie, ni tampoco acepta cualquier reto. Por ejemplo, si está dotado con el talento de pintar, no va a pintar. Si lo hace, no sería capaz de demostrar sus obras a los demás porque él pensará que no es “perfecto”.

Este miedo a la imperfección puede inhibir que las personas hagan algo productivo, porque tienen miedo de que no puedan hacerlo bien y decepcionar a los que les rodean. Esta fobia puede afectar considerablemente en el lugar de trabajo donde tomar la iniciativa es a veces la única forma de poder salir adelante. Las pacientes que con este trastorno a menudo tienen una incapacidad para relajarse ya que su mente está siendo constantemente bombardeada con pensamientos de un posible fracaso. A menudo sufren de insomnio, que les impide dormir por la noche.

En diversas oportunidades, he leído algunos estudios donde señalan que este tipo de fobia también se puede encontrar en sujetos que sufren de anorexia o bulimia, ellos están tan obsesionados con el cumplimiento de las expectativas de la sociedad que, literalmente, se llegan a morir de hambre. En estos casos la atelofobia puede ser físicamente perjudicial para su salud.

Síntomas para saber si se padece de atelofobia

Un atelofóbico suele obsesionarse con la perfección en lo que realiza, también puede esperar que otros estén a la altura de sus estándares perfectos, en dado caso de no obtener lo que busca, puede manifestar una excesiva irritabilidad hacia él mismo o hacia las otras personas. Una vez traté a un amigo que se convirtió en un paciente atelofóbico, su temor a fallar era tan grave que se podía quedar paralizado y no era capaz de realizar algún tipo de acción. Este tipo de reacciones pueden conducir a la frustración y ocasionar mucha depresión.

Otros síntomas que se Pueden Presentar

  • Ataques de pánico o ansiedad cuando el individuo no puede intervenir para tratar de hacer las cosas perfectas.
  • Sentimientos de pánico de que otros juzguen que sus acciones no son las adecuadas o están erróneas, es decir, tengan miedo a fracasar.
  • Aceleración del ritmo cardíaco, temblores, tensión muscular, incapacidad de razonar con claridad, cuando presienten que van a fallar.

Un individuo con el miedo a la imperfección puede sentir que es su responsabilidad de asegurarse de que todo salga perfecto. Ellos pueden ser grandes asistentes personales, pero su motivación es el miedo, no de ayudar a su jefe.

¿Cómo superar el miedo a la imperfección?

El uso de terapias es común con este tipo de trastornos. Hay una gran variedad de tratamientos que pueden ayudar a la persona a superarla, desde técnicas de relajación y respiración hasta la asistencia de grupos de ayuda. En el caso de la terapia, la primera que se debe realizar es la cognitiva para poder recabar toda la información que ocasiona el padecimiento de la fobia. Una vez se comprenda la razón de la fobia, se procede a realizar terapia de exposición donde se le enseña al paciente a enfrentar su miedo poniéndolo, poco a poco, a circunstancias que lo activen, por lo general resulta efectiva.

A la vez, un amigo o familiar empático puede proporcionar un gran impulso en el dominio del miedo. A veces el reconocimiento de la fobia y ser capaz de hablar de ello se convierte en una combinación poderosa para tratarla y lograr superarla.

Recomendaciones

Si cree que está sufriendo de estas fobias, entonces es necesario que visite a su psicólogo de confianza para que le realice el diagnóstico y comience el tratamiento. Es importante tener esta condición tratada si se desea tener una vida normal. No sólo puede ser perjudicial para sí mismo, sino que puede disminuir en gran medida la calidad de vida de otras personas que conviven con el atelofóbico. No es divertido para la persona promedio hacer frente a los que tienen comportamientos obsesivos.

Tener una información detallada sobre las fobias ayuda a que puedan entender sus miedos, y puedan animarlos a que acudan a un especialista para su respectivo diagnóstico y tratamiento. En consecuencia, te agradecería que compartieras esta información en tus redes sociales.