ATAXOFOBIA: MIEDO AL DESORDEN

ATAXOFOBIA. Hace un par de años antes de graduarme conocí tuve un amigo que en clases se notaba que era un poco maniático por el orden y que todo estuviera en su sitio. Al conocerlo mejor me di cuenta que sufría de una fobia por el desorden o a las personas desordenadas. Es común que a la mayoría de las personas les guste, por higiene, vivir en orden y pulcritud, pero se tiene claro que el convivir lleva consigo un ligero desorden, el cual puede ser arreglado posteriormente. Pero existen personas que no toleran bajo ninguna circunstancia que sus pertenencias estén “fuera de su sitio”.miedo al desorden

Síntomas de la ataxofobia

Generalmente, taquicardia o aceleración del ritmo cardíaco, dificultad para respirar, ansiedad y ataques de ira. Estos últimos, son tal vez la peor parte de este síndrome, pues las personas que ven la situación desde afuera no entienden a qué se debe tanta furia. El sujeto que conocí refleja su fobia mayormente cuando utilizan su ordenador, afirmaba que se lo desordenaban y no lo soportaba.

Origen de la ataxofobia

Por tratarse de una fobia tan rara no existe un patrón de paciente en paciente, como suele verse en otras fobias, pero sí puede decirse que mayormente se debe a un trauma vivido en algún momento de sus vidas, bien sea en la infancia o en la adultez.

El miedo al desorden puede verse en diferentes grados, es decir, los ataques suelen ser desarrollados por grandes desórdenes o por simples detalles que no estén como ellos quieren. Esto ocasiona que los ataxofóbicos no permitan que más nadie maneje sus cosas personales, por miedo a que se las desordenen.

Relación de la ataxofobia con otras fobias

Tratando a mis pacientes he notado que existe relación entre la misofobia (miedo a la suciedad) y la ataxofobia, pues ambas están vinculadas a la sensibilidad de las personas. Buscan estar en equilibrio y armonía con ellos mismos a través del orden y la pulcritud, sin embargo, la misofobia va más allá porque se establece un temor desproporcionado por los gérmenes y bacterias. Estudios han demostrado que los pacientes que sufren de estas fobias además padecen del trastorno obsesivo compulsivo, que les provoca realizar actividades específicas para reducir la ansiedad que les ocasiona la suciedad y el desorden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *