AMATOFOBIA: MIEDO AL POLVO

AMATOFOBIA. Es el miedo persistente y sin control al polvo o tierra, la amatofobia está clasificada como una fobia específica y las personas que sufren del trastorno pueden llegar a superarlo cuando buscan asistencia psicológica. Ahora mismo tengo una paciente que llevo en constante evaluación, su nombre es Antonieta y sus 32 años desarrolló un miedo anormal al polvo, incluso a la suciedad de la casa. Sintiéndose alarmada de la situación se contactó conmigo y al momento de pactar una cita sentí su temor por saber si el sitio era limpio.

Es usual que las personas que sufren de estas condiciones y fobias se limiten al hacer aquello que solemos hacer con normalidad como salir de casa a tomar un café con amigos, pero para Antonieta le resultaba inquietante siquiera salir de su casa, se aislaba para no entrar en pánico al pasar cerca de un carro lleno de polvo, o caminar en las calles donde suele haber mucho de este agente; el trastorno generó que se volviera minuciosa en la limpieza de su hogar, al cabo de desarrollar manías obsesivas-compulsivas como pasar la mopa más de 6 veces en el mismo día.

Debemos estar atento a la gravedad de dicho tipo de fobias que puede llegar a perjudicar la vida de las personas, tal como lo hizo con mi paciente. El miedo la llevó a perder su empleo como asesora jurídica en una exitosa firma de abogados, en donde constantemente le tocaba citarse con los clientes en determinados lugares, y si el sitio tenía polvo, le daban ataques de pánico.Amatofobia: Miedo al polvo

Causas de la amatofobia

La amatofobia como otras fobias específicas, aparece por un determinado episodio traumático ya sea de la infancia o la adultez, en donde el fóbico asocia el polvo o suciedad de manera negativa. En mi experiencia con Antonieta, quien desarrolló este miedo en la adultez al llevar un caso legal en donde su cliente sufría de “neumoconiosis”, una enfermedad producida por el polvo, y al investigar en su totalidad sobre el caso la carga de información causó un gran impacto en mi paciente, generando en su psique un miedo al polvo.

Síntomas de la amatofobia

Esta fobia genera ataques de pánico intenso, causando que el fóbico tenga dificultad para respirar. La amatofobia no genera siempre los mismos síntomas, la ansiedad en conjunto con la preocupación y angustia, son otra de los síntomas comunes de esta fobia, sin dejar atrás los excesivos latidos del corazón (taquicardia) y la sudoración excesiva.

Tratamiento de la amatofobia

Lo principal que debemos tomar en cuenta es pedir ayuda profesional, nosotros los psicólogos actuamos ante estas situaciones de manera que el paciente supere su pánico con reiteradas terapias psicológicas acompañada de coaching ontológico y técnicas de PNL.

Recuerda que esta información puede ayudar a quienes sufren de dicho trastorno y así como Antonieta solicitar ayuda, que con gusto te apoyaremos, para afrontar tu terror, comparte esto en tus redes sociales.