ACEROFOBIA: MIEDO A LOS ÁCIDOS

ACEROFOBIA. Es el miedo incoherente a probar cosas acidas. Sé lo que estás pensando, ¡Que fobia tan extraña!, pero cuando se trata de temores bizarros, la acerofobia y algunas fobias relacionadas a esta, pueden sorprenderte.Resulta poco usual que alguien tenga pánico a probar cosas acidas, este miedo eventualmente lleva al paciente a limitarse a un deseo de comer o degustar alguna comida con algún ingrediente que le resulte ácido.

A pesar de que las comidas u olores ácidos pueden ser evitados fácilmente, constituye un impedimento para quienes la sufren en determinadas situaciones como, por ejemplo, el paciente no puede desenvolverse libremente en una reunión de negocios o una cita con alguien en un restaurante ya que solo siente miedo de probar algo con sabores ácidos en su comida.De allí parte la necesidad de curar esta enfermedad. No se debe confundir esta enfermedad como una alta sensibilidad del gusto o tener un estómago nervioso que es lo más usual, Esta fobia debe ser tratada como una situación psicológica real que hay que superar.

Miedo a los acidos

Síntomas de la Acerofobia

Es usual que este trastorno como otras fobias se centre en el pánico, el miedo y la ansiedad del paciente como síntoma. Quien padece de acerofobia puede tener múltiples estados de ánimo entre estable o calmado y ansioso y perturbado, esto se debe a que sentirá que en todo momento se puede toparse con una sensación de dolor en la mandíbula como respuesta impredecible a la presencia de algo con tonos de acidez.

Puede ocurrir también que el paciente se encuentre con un toque ácido sin saber que lo es y entrar en un ataque de miedo y pánico, Un paciente que tuvo un colega con acerofobia relataba que sentía como se le dispara el corazón (taquicardia) cada vez que incluso sin probar ver como pican una lima o un limón en su presencia. Sumando a estos síntomas tenemos las altas transpiraciones, falta de respiración, temblores y ataques de pánico.

Para el acerofóbico, su problema puede arruinar una diversión entre comidas o tragos. Ocurre que como las personas comparten los alimentos de todo tipo en fiestas y reuniones, esto representa un campo de batalla entre la persona y su problema psicológico.

La ansiedad provocada por esta fobia por correr el riesgo de probar comida preparada por otra persona y hallar un sabor de estos entre los bocados, trae un efecto de desesperación, al igual que muchas fobias, el sujeto se aísla de tal manera que puede desviar el contacto con las personas por completo, esto puede crear en la persona muchas veces una conducta que hemos comentado de muchos tipos de fobias. Un aislamiento social que reprime el libre desarrollo del sujeto en su vida.

Causas de la Acerofobia

Si la fobia viene de infancia, este temor puede deberse a que algunas personas se identifican con una experiencia donde al comer algo fuerte por primera vez, no sabían lo que era, por lo que la reacción fue negativa y por consiguiente bloqueadora de los efectos que pueda o no producir. La causa de la acerofobia no queda totalmente clara, sin embargo, existen algunas teorías que apuntan a que la enfermedad puede ser transmitida por los padres hacia los hijos.

Otro ejemplo de una causa asociada con un momento traumático vivido en el pasado bien sea en la infancia o en la adultez, pero que marcó para siempre la vida del paciente. Puede ser la experiencia de un maltrato o castigo provocado con algún alimento de sabor penetrante, situaciones donde se haya infringido dolor, u otro motivo que ocasione un gran impacto en la víctima.

Tratamientos para la Acerofobia

Para cualquiera de las fobias específica es recomendable asistir a psicoterapia cognitivo-conductual, este tratamiento por lo general aborda estos trastornos de formas pasivas, acompañado de sesiones de relajación y aromaterapia o cualquier herramienta completamente contraria a las sensaciones ácidas pero que en cualquier oportunidad se pueda interactuar con algún elemento que pueda ser ácidamente fuerte.

Destaco la aplicación de la aromaterapia porque en una oportunidad, asistí a un congresillo en el que colocaron de ejemplo estos tratamientos en el que el paciente degusto diferentes fragancias como la de la lavanda, la manzana, y diferentes tipos de flores para luego, ir pasando a toques cítricos como la naranja y la parchita o maracuyá para que se comience a sentir en comodidad de lo ácido y agradable y no sienta la habitual ansiedad que reina sobre sí.

Los psicólogos recomendamos hacer un análisis de cómo se manifiesta estas fobias y miedos en cada paciente, el desarrollo y las nuevas formas de tratamiento e inserción a la “vida ácida”, hacen que el paciente comience a asimilar que la comida ácida no es peligrosa.

También puede recibir tratamiento psiquiátrico con medicamentos que relajan el comportamiento y ayudan a aliviar los síntomas de la acerofobia. No dejes de compartir en tus redes sociales esto es un defecto anormal en tu vida que tiene solución. Colabora con la comunidad y si conoces de alguien con este trastorno irracional, dile que me contacte por el formulario más abajo de esta publicación para superar sus fobias.