OMBROFOBIA: MIEDO A LA LLUVIA

OMBROFOBIA. Existen personas que la aman y otros que la odian, pero pasar de esos sentimientos a tenerle un pánico intenso es muy extremo. La ombrofobia es el miedo intenso y exagerado por la lluvia. Lo peor de esta fobia es que se trata de una situación que ningún ser humano puede controlar, pues es la misma naturaleza quien se encarga de eso. Los ombrofóbicos pueden desatar sus miedos cuando ven el cielo oscurecer, con el sonido de las gotas sobre el techo, por el olor característico que deja la lluvia y por supuesto también por los rayos y truenos que usualmente acompañan a la lluvia, relacionándose de este modo con la ceraunofobia (miedo a los rayos y truenos). Esta fobia también es conocida como pluviofobia.

Miedo a la lluvia

Síntomas de la Ombrofobia

Es una emoción constante, persistente que causa principalmente “asco” a ser mojados con agua lluvia. Además, de presentar:

  1. Gran necesidad o deseo de resguardo
  2. Obsesiva adoración por los objetos que protegen de la lluvia (paraguas e impermeables)
  3. Ataques de ansiedad al ver las gotas caer del cielo.
  4. Sudoración
  5. Palpitaciones

Causas de la Ombrofobia

Usualmente se desarrollan por eventos desafortunados donde las fuertes lluvias son las protagonistas de grandes desgracias, en el mundo entero han existido grandes vaguadas que han dejado damnificado a más de uno y han desaparecido y muerto miles de personas. Pues haber vivido una experiencia de esas, donde los tornados o huracanes destrocen la vida de muchas personas es el mayor desencadenante de la ombrofobia. Además están las creencias de aparición de enfermedades por la lluvia.  

Por otra parte, la lluvia se relaciona estrechamente con la depresión, he notado en algunos de mis pacientes que sufrían de ombrofobia que tenían indicios depresivos y cada vez que llovía se sentían más tristes. Como todas la fobias y trastornos psicológicos lo ideal es asistir a terapias en búsqueda de ayuda profesional.

Si el contenido fue de sumo interés además de informativo no dejes de compartir en tus redes sociales. Recuerda que toda fobia es limitativa y llega a ser perjudicial cuando nos limita hacer aquello que deseamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *