HELIOFOBIA: MIEDO AL SOL

HELIOFOBIA. El miedo irracional y absurdo a los rayos del sol o cualquier manifestación del astro mayor de nuestro sistema solar lo conocemos como Heliofobia. Es increíble la cantidad de casos reportados de heliofóbicos que simplemente han dejado de tener una vida normal a plena luz del día por el pánico que les genera estar expuestos al sol. esta condición trae una serie de complicaciones en el paciente además de las que son socialmente inexplicables, pues el bajo consumo de vitamina E hace que la piel y el cuerpo en general se enferme igual o peor como si estuviera expuesto demasiado tiempo al sol.

Miedo al sol

Síntomas de la heliofobia

Más que síntomas, quisiera hablar de consecuencias. La vida diurna es la que la mayoría de las personas usa para realizar actividades como estudio, trabajo y recreación, pero los que sufren de heliofobia, prefieren que la penumbra se apodere de ellos hasta que el sol se esconde, luego de allí, salen a la calle a realizar lo que sea que pudieron hacer durante todo el día.

En una oportunidad, un paciente me contacto a través de mis redes sociales, me pidió que nos citáramos en un restaurante a las 8 de la noche pues “se le hacía imposible” llegar a mi consultorio en las horas en las que normalmente atiendo a mis pacientes. Normalmente no lo hago, especialmente por seguridad, pero como se trataba de un referido de un familiar, accedí. Cuando conocí a este hombre me sorprendí demasiado, pálido y con un claro carente de luz solar y vitaminas esenciales para el cuerpo que no solo dan color, sino también “ánimo” al cuerpo.

Me comentó que quería superar su debilidad, pero que el solo hecho de tomar un poco de sol hacía que le picara el cuerpo entero, incluso podía arder la piel con un sol ligero como el de la mañana. La falta de vitaminas había debilitado tanto su piel que además de comenzar un tratamiento conmigo, le di una receta para que fuera a ver a un dermatólogo amigo.

Causas de esta fobia rara

Los heliofóbicos tienen miedo a contraer enfermedades como el cáncer de piel, el exceso de información al respecto hace que los pacientes adquieran temores a partir de datos que no miden adecuadamente. Si bien es cierto que el cáncer de piel puede ser producto de una exposición a los rayos del sol, esta tiene que ser extrema y excesiva para que pueda ocasionar daños. Un simple paseo por la playa no hará que nuestro cuerpo enferme.

Heliofobia y Fotofobia

Es tendencia entre los pacientes y especialistas confundir la heliofobia y la fotofobia, pero no es así, la fotofobia es el miedo irracional a la luz solar. Es una enfermedad que está relacionada con la vista y tiene un espectro de tratamientos y controles enfocados más a la vista y la medicina ocular que la heliofobia. En nuestro caso, estamos hablando de las consecuencias dérmicas que pude ocasionar el sol sobre los pacientes, no lo que puede generar el sol sobre las personas.

No dejes de compartir en las redes sociales, deja tu comentario y si tienes algún problema no dudes en dejar tu consulta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *