ANTROFOBIA: MIEDO A LAS FLORES

ANTROFOBIA. Entre las peculiaridades de cada ser humano, se encuentran los miedos o fobias, algunas de las cuales pueden ser consideradas tontas por algunos, como lo es el miedo a las inofensivas flores. Este sentimiento abrumador de repulsión, frente a estas plantas ornamentales, es considerado una fobia rara, sin embargo, en mi experiencia como psicoterapeuta he podido notar que es más común de lo que parece, solo que muchos no buscan ayuda por miedo al ridículo y al estigma social.miedo a las flores

Síntomas de antrofobia

El cuadro de síntomas de la antrofobia y la intensidad de estos, es variable de acuerdo a la persona, lo que tienen en común todos los casos es que son detonados por flores, algunos por tocarlas, o estar en presencia de estas, otros por solo escuchar de ellas, verlas en imágenes o hasta por solo pensar en flores. Las manifestaciones fisiológicas más comunes de esta fobia, son las siguientes:

  • Sensación de falta de aire para respirar.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Sequedad en la boca.
  • Sudoración.
  • Jaqueca.
  • Náuseas.

Origen de la antrofobia

Como casi en todos los casos de fobia, no existe un consenso absoluto en cuanto a las probables causas de la antrofobia, sin embargo, estimamos que se remontan a sucesos traumáticos de la niñez, que de alguna manera la persona haya asociado con las flores, y de los cuales ya no se tenga memoria, bien sea porque sucedieron hace mucho tiempo, o por tratarse de recuerdos reprimidos.

Hace unos años en la ciudad de Buenos Aires, conocí el caso de un caballero de 45 años, que presentaba un cuadro crónico de antrofobia, luego de algunas sesiones, pudimos asociar la patología, con la pérdida de la madre del paciente cuando este contaba con solo 5 años de edad, situación que marcó su vida y que él asocia a las flores, por ser estas un elemento común en el funeral.

Todos tenemos la oportunidad de superar esas situaciones que nos afectan, para ayudarnos a cambiar vidas, súmate a esta misión compartiendo este artículo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *