GENIOFOBIA: MIEDO A LAS BARBILLAS

GENIOFOBIA. Dentro de la clasificación de las fobias más raras están las que el  desencadenante del miedo puede ser considerado absurdo, como es el caso de las fobias originarias por una parte del cuerpo. La geniofobia es una de ellas y se trata del miedo incontrolable hacia la barbilla o mentón. Esta fobia parece mentira, e incluso algunos la consideran como ridícula, pero si existe y para los que la padecen puede ser una tortura mirar a la cara a otra persona pues lo llevaría a mirar su barbilla. De igual manera tocarse su propio mentón puede producir una horrible sensación. ¿Alguna vez pensaste que una parte de tu propio cuerpo te pudiese causar un gran pánico?

Miedo a las barbillas

Fobias Corporales

Mayormente, cuando viene un paciente con alguna fobia corporal (en ese enlace puedes ver todas las fobias relacionadas con el cuerpo humano que existen) como esta, o como la genofobia (miedo a las rodillas) u omfalofobia (miedo a los ombligos) es porque existe en su psiquis un trastorno dismórfico corporal, lo que significa que existe una manía patológica por un defecto en el cuerpo propio, bien sea que realmente exista o que simplemente sea imaginario. Si el defecto existe la percepción del mismo es sumamente exagerado, lo que conlleva en casos extremos a una depresión severa.

Causas de la Geniofobia

Además de una apreciación errónea o exagerada de su propio cuerpo. La geniofobia puede deberse a una patología genética, los genes del cromosoma 15 expanden impulsos cerebrales que generan ideas equivocadas, liberando episodios de pánico y ansiedad. En mi experiencia las fobias relacionadas a partes corporales son causadas por el rechazo que puede tener la persona hacia esa zona del cuerpo que le causa miedo, en este caso la fobia se desarrollaría porque la persona no le gusta como luce su propia barbilla, o le parece que no es simétrica con su rostro.

Síntomas de la Geniofobia

Al igual que en otras fobias relacionadas a partes corporales como la podofobia (miedo a los pies), los geniofóbicos presentan dificultad para respirar, náuseas, ansiedad, sudoración. En los casos más extremos aislamiento social, ya que los que padecen de esta fobia evitan ver a la cara a otras personas.

Si te gusto el contenido de esta publicación, os agradecemos si la compartes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *