AMICOFOBIA: MIEDO A LOS ARAÑAZOS O A RASCARSE

AMICOFOBIA. Es el miedo irracional y excesivo a rascarse o a los arañazos. Es cierto que existen muchas personas que evitan aliviar la comenzón por la reacción que puede causar en la piel, sin embargo, la amicofobia es un pánico más allá de un simple ardor o escozor. Sentir miedo por el simple hecho de rascarse o arañarse la piel suele ser una horrible sensación para el fóbico. Los que padecen de esta condición evitan una serie de situaciones que van desde evitar estar en lugares públicos por temor a que hasta la más ligera brisa les produzca una sensación que les obligue tocarse con las uñas, hasta evitar que alguien más los toque por la misma sensación de pánico al dolor generado por estas fobias.

¿Cuanto me puede influir en la vida cotidiana sufrir de Amicofobia?

Las personas con estas fobias se limitan a hacer lo que desean y eso es perjudicial, puede ser un niño no pueda tener una mascota por sufrir de este trastorno o no pueda practicar algún deporte donde el contacto físico pues lastimarse es cosa segura. Los amicofóbicos terminan siendo ermitaños, no logran desarrollar una vida con normalidad en la que actividades como salir con sus amigos a acampar es normal, porque existen factores que podrían causarle alguna comezón en el cuerpo teniendo así que rascarse. Estas personas terminan sintiendo su hogar como un lugar seguro contra los arañazos solo si tienen cuidado, no tendrían que pasar por cualquier otra situación que lo lleve a incomodarse y sufrir algún síntoma que esta enfermedad presente.

Síntomas de la Amicofobia

Por lo general este temor viene acompañado con escalofríos, el pánico estremece al fóbico, poniendo alarmante ante cualquier situación de arañazo. Hace un tiempo atendí a un paciente con un temor diferente a éste y conforme avanzábamos en las sesiones, se abordó el tema de su miedo a los gatos, pero en particular no era al gato como tal, sino al hecho de que un gato le arañé. Noté que se incomodaba de tan solo narrar, y me pareció importante evaluar ese escenario cargado de ansiedad, dado que venía presentando una amicofobia confundida con una fobia a los gatos.

Causas de la Amicofobia

Usualmente las causas de fobias como esta suelen aparecer por episodios traumáticos de la infancia o en la adultez. Ya sea la mala experiencia con un animal como mi paciente, que fue atacado por un gato en su infancia, causando un gran impacto en su mente, rechazando en su totalidad tocarse con las uñas por miedo. Existen varios factores que causan este miedo, una madre que maltrataba al niño con rasguños, quizás provocando mucho daño físico y mental, otra de las causas es por la influencia de los padres, una madre con miedo a rascarse puede influir que el niño sienta el mismo tipo de ansiedad, causando un impacto en la integridad de sus pensamientos

Tratamiento de la Amicofobia

Siempre es recomendable la psicoterapia para fobias como esta, llevadas para superar el miedo, en conjunto del Coaching Ontológico y técnicas de PNL. Existen otros métodos de desensibilización sistemática es una terapia de tratamiento cognitivo-conductual, en donde el paciente se imagina frente a su fobia de manera positiva y poder entender que no corre ningún peligro.

Sin embargo, lo primordial es reconocer que existe el miedo, y buscar ayuda psicológica, si crees sufrir de esta fobia a los arañazos, no dudes en contactarme, recuerda compartir este contenido en tus redes socia