ABLUTOFOBIA: MIEDO A BAÑARSE

ABLUTOFOBIA. Se trata del miedo o pánico a bañarse, parece mentira, pero es posible que alguien pueda tenerle miedo a su propia higiene. En un mundo donde la profilaxis y la salud son primordiales, fobias como esta representa un problema serio que debe ser controlado desde sus inicios para evitar males mayores. En la práctica vemos que la ablutofobia parece afectar mayormente a los niños y mujeres, estos presentan una ansiedad irracional al acto de lavarse.  Es poco común que se diagnostique esta fobia, debido a que la persona en la mayoría de las ocasiones no se da cuenta que sufre de ablutofobia, el paciente puede notar en su vida que algo no está bien cuando empiezan a sentir un pánico irracional al momento de ir a bañarse. El resultado de esta fobia es negativo en el cuidado personal de la víctima pues, influye en su aspecto y salud.

Miedo a bañarse

Síntomas de la ablutofobia

Es usual que a los niños no le guste lavarse, porque el agua está fría o porque no le gusta perder tiempo que puede invertir en jugar. Sin embargo, por estas razones no se le diagnostica ablutofobia. Tiene que haber un síntoma extremo exteriorizado como el miedo excesivo al entrar al baño, que sirva como un indicio de este trastorno para que podamos evaluar algo más allá que un acto de malcriadez. El paciente puede desarrollar ataques de ansiedad acompañados e dificultad de respirar con normalidad y una sensación de angustia. En el caso de pacientes infantiles, es común el llanto descontrolado.

Causas del miedo a bañarse

La causa más común son los diferentes episodios traumáticos provenientes de la infancia del paciente. Tal vez algún accidente de los padres donde se haya implantado el baño como castigo, quizás algún maltrato físico o sexual al momento del lavado que haya ocasionado un fuerte impacto mental, haciendo que los pacientes adquieran este temor; tristemente es usual en este mundo que los niños sean abusados de semejantes formas, causando un fuerte choque en la integridad de sus pensamientos, logrando que se experimenten enfermedades como la ablutofobia. También se desarrollan en los temores de otras personas, como el de los padres y este haya interiorizado este miedo en el niño, si la madre tenía el mismo miedo a bañarse puede generar en la formación de su hijo el mismo temor de lavar su cuerpo.

¿La fobia a bañarse puede causar efectos en la salud?

Un baño diario en su normalidad es importante para la salud de las personas, para mantener una higiene adecuada, pero ¿Qué sucede con los pacientes de ablutofobia en la adultez? Este trastorno puede causar con el tiempo un mal aspecto estéticamente, problemas en el trabajo y en las relaciones personales y no menos importante, en la salud. La persona con ablutofobia ciertamente puede estar en riesgo de desarrollar alguna enfermedad como hongos, enfermedades en la piel, afecciones respiratorias o infecciones de cualquier tipo. Un cuerpo lleno de bacterias que se mantenga en la piel de una persona con fobia a lavarse las manos después de usar el baño y antes de la preparación de sus alimentos eleva los riesgos de la salud como: influenza, diarrea, incluso hepatitis.

Tratamiento de la ablutofobia

Como ya antes lo he indicado, para cualquier tratar fobia específica siempre es recomendable asistir a psicoterapia, en las que se aplican técnicas como la terapia cognitivo-conductuales en que los psicólogos nos encargaremos de exteriorizar al paciente poco a poco y se incita al mismo a las situaciones que más teme, en este caso, el contacto con el agua y el jabón.

Es posible que poco a poco con tareas pequeñas como entrar al baño, abrir la ducha e ir mojando tus manos, todo esto con el objetivo de pacificar tus temores mientras que los vas enfrentando y de esa manera contrarrestar hasta el efecto social que produce esta enfermedad.

Si el paciente está muy ansioso y sobre todo alterado, existen otros métodos como la hipnosis, entrenamientos de relajación, son algunos métodos que se añaden a este ciclo de tratamiento para cooperar en la sanación del afectado.

Hacemos todo esto porque para nosotros es vital que la sociedad no deje que sus miedos los sometan, principalmente porque pueden llevar al cuerpo del paciente a su estado más vulnerable y poner en riesgo la vida. La búsqueda de ayuda profesional para superar la ablutofobia es lo mejor así que te invitamos a concienciar a la sociedad con este asunto, no olvidemos como ya antes lo he comentado: con terapias todas las fobias raras pueden ser tratadas. Comparte en las redes.