MOTEFOBIA: MIEDO A LAS MARIPOSAS

MOTEFOBIA. También es conocida como Lepidopterofobia, y consiste en un miedo irracional a la familia de los Lepidópteros, que abarca las polillas y mariposas. Para la mayoría de las personas puede ser un simple insecto, sin embargo, en mi trabajo he podido constatar, que para las personas con motefobia, representan un asunto muy serio. Encontrarse ante la presencia de una polilla puede constituir toda una amenaza que perturba su cordura, reaccionando con ataques de pánico, de forma irrefrenable y hasta inexplicable, es todo un episodio psicótico que la persona que lo padece no logra explicar, pero que simplemente no puede controlar.

Miedo a las mariposas

Reacción característica

Las personas que presentan esta fobia, tienen diferentes formas de reaccionar ante la presencia de una polilla o mariposa, la característica común es que todos actúan de una forma discordante, irracional y sin control sin medir sus emociones y acciones. Actualmente estoy tratando con una paciente que vino a mi oficina, en busca de ayuda profesional, ya que esta condición le ha hecho vivir experiencias muy desagradables en público, además de ocasionarle problemas de salud como migraña, taquicardia e hipertensión con solo ver o sentir la presencia de uno de estos insectos.

Origen de la motefobia

En la primera terapia que tuve con esta paciente, como inicio a su tratamiento para superar la fobia, comenzamos a escudriñar para encontrar el origen de esta condición en su vida, lo cual no es tarea sencilla porque la mayoría de estos miedos irracionales viven con la persona desde la niñez e inclusive pueden tener su origen desde período de gestación en el vientre de la progenitora. Además de que, en el caso de esta paciente, el solo hablar del tema ya le bloquea, incomodándole sobremanera.

En mi experiencia he aprendido que es de gran ayuda dar a conocer estos casos, ya que muchos pueden experimentar estas emociones sin saber de qué tratan, lo que la aleja de la solución, por tanto, te exhortamos a que te unas en esta campaña y compartas en tus redes sociales este texto, para ayudar a otros a superar sus miedos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *