HERPETOFOBIA: MIEDO A LOS REPTILES Y ANFIBIOS

HERPETOFOBIA. Un miedo más “tradicional” de lo que se cree. Es el descontrolado temor por los reptiles y anfibios. Esta fobia forma parte de las fobias específicas a animales más comunes, estudios demuestran que se ubica en segunda posición después de la aracnofobia. El origen de la herpetofobia normalmente se debe a lo peligrosos que pueden llegar a ser estos animales, y en otros tantos casos por su aspecto, pues para muchos no son animales agradables. Dentro de esta categoría se encuentra la ofidiofobia que es el temor descontrolado por las serpientes. Sin embargo, es una fobia que engloba muchas otras especies, como los lagartos, cocodrilos, sapos, ranas, inclusive a las tortugas.

Miedo a los reptiles y anfibios

Causas de la herpetofobia

Es cierto que son especies peligrosas cuando se les altera, pero la ciencia ficción se ha encargado de exagerar en muchos aspectos su verdadera naturaleza. Tal es el caso de las serpientes, que en realidad solo un 15% aproximadamente de ellas son realmente peligrosas mientras que el resto son solo reptiles que se arrastran. En estos casos por el conocimiento que creemos tener de estos animales la herpetofobia es causada por un comportamiento instintivo, el cual se trata de proteger la vida propia.

También se puede tratar de una mala vivencia que se haya tenido en presencia de un reptil o anfibio, estos últimos no son tan peligrosos (con excepción de algunos pocos casos) pero su apariencia no es valorada por la mayoría de los humanos. La herpetofobia se manifiesta mayormente en todos aquellos animales que se arrastran.

Síntomas de la herpetofobia

Como es lo usual cuando se está en presencia de una fobia puede haber ataques de ansiedad, aceleración cardíaca, dificultad para respirar con normalidad y una gran sensación de angustia incontrolable. En estos casos hay que tener mucho cuidado y tratar de reaccionar con cordura pues un solo paso en falso puede ser letal si por ejemplo se está en presencia de una serpiente venenosa. A muchas personas los invade el temor y se quedan inmóviles sin saber cómo reaccionar, siempre se recomienda que traten de calmar los nervios pensar con claridad a una salida razonable.

Tratamiento a la herpetofobia

Por lo general, recomiendo a mis pacientes y a la comunidad en general que lo primero que hay que hacer es un análisis propio del ser, ver cómo te afecta padecer de una fobia y si eres capaz de salir de ella por sí mismo, si no es el caso lo más recomendable es asistir a terapias psicológicas con especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *