ARACNOFOBIA: MIEDO A LAS ARAÑAS

ARACNOFOBIA. Debido a la mala reputación que se han ganado estos pequeños animales son unos de los más temidos por los seres humanos, y es que tienen fama de ser venenosos y letales en cada picadura. La realidad es que la mayoría de las arañas son completamente inofensivas para el hombre. Por lo mencionado anteriormente es común que las personas expresen cierto recelo hacia esta especie, sin embargo los pacientes que he tratado con aracnofobia manifiestan respuestas que van más allá de lo racional frente a la presencia de cualquier clase de araña incluso las más pequeñas. El solo hecho de verlas aunque sea en fotografías representa para ellos un gran estrés, se sienten amenazados y lo peor de todo es que no pueden controlarlo.Aracnofobia: Miedo a las arañas

¿Cómo reaccionas si inesperadamente te encuentras una araña de cualquier tipo en casa?

  1. ¿Sales de casa desesperadamente?
  2. ¿Te enfrentas a la araña con todo lo que tengas a mano como si se tratase de una fiera salvaje, aunque sea de las pequeñas?
  3. ¿Sufres un ataque de ansiedad quedando paralizado ante el estrés y la angustia?

Si respondiste afirmativamente aunque sea una de las anteriores interrogantes o conoces a alguien que actúa de esa forma ante las arañas este artículo es para ti. Es necesario que conozcas todo sobre la aracnofobia y explores las soluciones que existen para lograr conquistar este miedo.

Causas de la Aracnofobia

Como sucede con todas las fobias, las causas de esta patología varían de una persona a otra, por lo que tengo que indagar en cada paciente sobre el origen específico de su aracnofobia y en algunos casos debo avanzar en el tratamiento sin conocer con exactitud el motivo original del problema.

Por un lado he estudiado ampliamente la posición de psicólogos evolucionistas, que plantean que la aracnofobia es una respuesta evolutiva, ya que nuestros ancestros pudieron asociar a las arañas con infecciones, pestes y muerte, por lo que temerles o huir de ellas pudo haberles ayudado a preservar la vida en muchas situaciones.

También he podido observar que para muchos de mis pacientes la aracnofobia constituye un patrón de conducta adquirida, que incluso se ha transmitido por generaciones. En la memoria del europeo aún está vivo el recuerdo de la muerte negra, la peste que ha causado mayor devastación en la historia de la humanidad y por mucho tiempo se le atribuyó la culpa de esta epidemia a los arácnidos, por lo que muchos han crecido escuchando estas historias y desarrollando pánico frente a esta especie.

Asimismo he leído sobre casos más relacionados con la bioquímica, donde el causante de la aracnofobia puede ser un desequilibrio en las sustancias orgánicas del cerebro.

Por último las experiencias traumáticas vividas donde estén involucradas las arañas, también constituye un causante de aracnofobia en muchos casos.

Síntomas de la Aracnofobia

En mis apuntes del postgrado encontré los siguientes datos de interés sobre este particular:

En la mayoría de los casos los síntomas iniciales de la aracnofobia suelen manifestarse de forma intermitente durante la niñez o la adolescencia, pero es luego de haber experimentado el primer ataque de pánico, cuando las reacciones físicas y emocionales se presentan todas juntas, de forma más intensa y en cualquier momento de la vida.

Las respuestas fisiológicas frecuentes de los aracnofóbicos al enfrentarse con el objeto que estimula su trastorno, suelen ser las siguientes:

  1. Incapacidad para distinguir entre una situación que represente un peligro real y una donde no haya nada que temer frente a una araña.
  2. Pensamientos persistentes de muerte causada por arácnidos.
  3. Pesadillas con arañas gigantes o monstruos con figuras de arañas.
  4. Mareos.
  5. Alteración del ritmo cardíaco.

Personas con Aracnofobia

En meses recientes tuve acceso a un estudio que se realizó en Gran Bretaña sobre una muestra de 261 adultos, en el cual resultó que alrededor del 32% de las damas y 18% de los varones del grupo que fue objeto de estudio sentían ansiedad, angustia o mucho estrés cuando se enfrentaban con una araña, bien fuese de forma física o a través de imágenes.

También vale destacar que el miedo a las arañas puede tener un fundamento cultural, pues es conocido que en ciertas regiones de África poblaciones enteras expresan fobia por las arañas, mientras que en el sudeste de Asia, específicamente en Camboya, la araña frita representa un plato regional, para sus habitantes es un aperitivo bastante común.

Tratamiento para la Aracnofobia

Cuando el miedo a las arañas traspasa los límites de la racionalidad y está acompañado de reacciones físicas y emocionales involuntarias, constituye una patología que debe ser superada con asistencia terapéutica profesional.

El miedo en un nivel racional es saludable, pero cuando el comportamiento fóbico se apodera de tu vida y te impide cumplir con tus actividades cotidianas, es momento de buscar apoyo en las herramientas que los psicoterapeutas ponemos a tu disposición, entre las cuales menciono las siguientes que son las que he aplicado con mayor efectividad:

Desensibilización sistemática

Tomando provecho de los avances tecnológicos trato a mis pacientes aracnofóbicos con simuladores de realidad virtual, dado que exponer a una persona que padece este trastorno frente una araña real, puede ser peligroso por la posibilidad de generar reacciones inesperadas e incontrolables. Los dispositivos de realidad virtual me proporcionan la ventaja de poder controlar la intensidad de la exposición de forma eficaz y de poder detenerla inmediatamente si el paciente muestra señales de sentirse abrumado.

En estos casos recomiendo a mis pacientes Phobia Free, una excelente app disponible para smartphone y tablets, esta herramienta permite al aracnofóbico practicar ejercicios complementarios en casa o en el trabajo, tales como juegos y métodos de relajación como parte del tratamiento para superar el miedo a las arañas.

Técnicas de relajación

Enseño a mis pacientes ejercicios de respiración para ganar confianza frente a la presencia de cualquier araña.

Relación con otras fobias

La tripofobia constituye el miedo por las figuras geométricas con patrones repetitivos, tales como las que exhiben en la piel algunos arácnidos, por lo que un paciente tripofóbico puede desarrollar también aracnofobia, si no es tratado de forma oportuna. Además ambos trastornos, al igual que la ofidiofobia (temor a las serpientes)  constituyen en muchos casos respuestas evolutivas.

Gracias por tu atención, te invito a continuar atento a la valiosa información que constantemente publico para ti y no dejes de compartir este artículo en tus redes para también llegar a todos tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *