Fobia a los animales

FOBIA A LOS ANIMALES O ZOOFOBIA. Es una fobia que pertenece al grupo de fobias específicas, en términos generales los psicólogos la definimos como el miedo irracional que puede presentar una persona hacia los seres de cualquier especie. Para las personas, poseer este estado puede ser muy agotador y llegar a ser angustiante, esto es debido a que muchas personas hacen de los animales una parte de sus vidas diarias, además los no domesticados son comunes en todo el mundo.

A mi consultorio de vez en cuando llegan una cantidad considerable de pacientes muertos de miedo ocasionado por algún animal en específico o por una especie entera. Esta condición es muy particular en niños, y en algunos casos puede persistir hasta la edad adulta. Además, en los casos más graves puede afectar el desarrollo cognitivo si no es atacado a tiempo.

Zoofobia

Causas que originan las fobias a los animales

La fobia a un determinado animal es muy común en todas partes del mundo, las causas que pueden generarla pueden ser muchas y dependen, más que todo, de la persona que padece este tipo de fobia. En otras palabras, generalmente las fobias a los animales nacen por la experiencia negativa en la etapa de la niñez que implica a un espécimen determinado.

El mayor efecto que causa la zoofobia como también se le conoce cuando se trata de una fobia general a todos los animales, es el estrés o la ansiedad. Este estado se almacena profundamente en el cerebro y se recuerda cada vez que el individuo se encuentra en el mismo entorno que el animal al cual teme.

¿Fobia o Instinto de Supervivencia?

Es importante tener en mente que no todo miedo a los animales puede ser relacionado como Zoofobia, algunas investigaciones realizadas demuestran que nosotros los seres humanos tenemos una predisposición genética de temer a ciertos animales.

Hasta cierto punto, este miedo es requerido para la supervivencia de la raza humana, el grado del miedo está relacionado estrechamente con las características del animal y de la predisposición de la persona a enfrentarlo. No obstante, estas fobias representan un miedo constante, irracional e injustificado hacia los animales sin importar lo inofensivos o peligrosos que sean.

Síntomas comunes en pacientes fóbicos a los animales

Los síntomas pueden ser tanto físicos como emocionales, entre ellos tenemos la sensación de mareo, aceleración del ritmo cardíaco, respiración rápida y superficial, sudoración excesiva, temblor. En los peores casos, el paciente puede presentar asfixia e incluso perder el conocimiento por un desmayo.

Además, los síntomas se pueden manifestar instantáneamente en el momento que la persona se encuentra en el mismo lugar que el animal. En algunas ocasiones, he tenido pacientes que presentan un grado intenso de esta fobia, llegando a manifestar los síntomas con tan solo pensar en el animal que la causa.

Los diferentes tipos de fobias a los animales

Las fobias a los animales pueden ser muchas por la enorme gama de especies que las generan, la subcategoría de esta fobia juega un papel importante ya que permite identificar rápidamente cual fobia específica presenta el paciente, hay que recordar que lo habitual es que se le tema a un animal en específico y no a todos los animales del mundo. Entre la lista de fobias más comunes tenemos:

  • Agrizoofobia: Miedo a las bestias salvajes.
  • Ailurofobia: Miedo irracional a los gatos.
  • Cinofobia: Es muy común en los niños, es el miedo irracional a los perros.
  • Entomofobia: Es el miedo irracional a los insectos, esta fobia mantiene una clasificación interna por los distintos insectos que existen, por ejemplo, la aracnofobia es el miedo a las arañas, apifobia es miedo irracional a las abejas.
  • Murofobia: Es el temor irracional a las ratas y ratones.
  • Herpetofobia: Es el miedo hacia los reptiles y los anfibios, al igual que la entomofobia, posee una clasificación interna debido a las especies que entran en la clasificación de reptiles. La más común de las herpetofobias es la Ofidiofobia, siendo el miedo a las serpientes.

Tratamiento de la Zoofobia

Todas las fobias a los animales pueden ser curadas. Generalmente, al comienzo de nuestra sesión, el paciente y yo viajamos un poco al pasado para conocer la historia de esta experiencia que involucra el contacto con el animal. En todos los casos existe un detonante relacionado con la forma, textura o apariencia general del animal que provoca que los síntomas se manifiesten.

Al principio es recomendable evitar cualquier probabilidad de contacto en las primeras etapas del tratamiento. Una vez que se hayan realizado las prácticas de alivio y de liberación de la mente, se puede proseguir a realizar terapias de contacto rigurosamente controladas, también, la familia puede participar para incrementar el resultado de la terapia que se está facilitando para poder superar el miedo a los animales.

No dudes en contactarme si presentas algún síntoma de zoofobia, te podré otorgar la asistencia que necesitas para enfrentarla y superarla. Comparte este artículo en tus redes sociales, así otras personas podrán tener una base que los ayude a identificar esta fobia.

Lista de fobias específicas de animales