La personalidad del ser humano es compleja, es el punto de partida para que miles de profesionales en psicología y psiquiatría tengamos una constante carrera contra los males perturban a la sociedad. Es un tema que nos envuelve y nos define, vivimos constantemente estudiando cada matiz y cada comportamiento para diseñar tratamientos y medicaciones que sirven para controlar los efectos de enfermedades que impiden que los pacientes se desenvuelvan tranquilamente.

En medio de todo este complejo estudio y trabajo, los miedos, los temores y nuestras debilidades llegan para abarcar una importante parte de nuestro tiempo. En mi caso específico, la especialidad me ha llevado a que aun en el 2017 y luego de 8 años de carrera y otros estudios, siga atendiendo a cientos de pasajeros de un tren de males que me gusta llevarlo hasta su destino, a la estación de la tranquila y el buen vivir.

Si estas entrando a mi web por cualquiera de las causas más comunes con las que me reúno con mis pacientes en el consultorio, debes saber que estos sentimientos pueden crecer desproporcionadamente al punto de convertirse en fobias, en enfermedades psicológicas que afectan seriamente la conducta y el comportamiento del sujeto.

Las fobias más raras se reproducen cuando se crean traumas con objetos o circunstancias muy específicas generando una conducta muy anormal que es objeto de estudio en este blog. Vamos a desentrañar el misterio de las fobias raras, una tras otra, expongo a tu disposición un material completamente profesional que sirve de ayuda para tu problema, a esto le sumamos el apoyo de la comunidad, el feedback directo a través del formulario de contacto y el área de comentarios completamente a tu disposición.

Fobias

¿Qué es una fobia?

Se pueden definir como un miedo intenso e irracional, sin control de la persona que lo padece, aunque sienta en un momento de tranquilidad que no tiene sentido alguno temerle a lo que le causa pavor. Las fobias son la consecuencia de una serie de factores que intervienen en un momento determinado en la vida del paciente. Representan un punto de inflexión en una vida calmada y regulada por la paciencia y el autocontrol. El agente que causa la fobia puede provocar en la persona una serie de sensaciones que desencadenan una serie de síntomas que, al evaluarlos, los especialistas como yo podemos definir el grado de la fobia.

Algunos agentes fóbicos pueden ser situaciones particulares, objetos, animales, inclusive hacia otras personas o actitudes específicas de estos. Quienes padecen de una fobia, sienten un alto grado de amenaza por aquello a lo que le tienen miedo.

¿Se puede definir una fobia fácilmente?

Por lo general necesitamos de un estudio minucioso de los orígenes del temor en el momento en el que llega el paciente a nuestra consulta o a nuestro contacto. Esto se debe a que desde la primera impresión tenemos que ir diseñando las herramientas con las que vamos a tratar el miedo. En el proceso se establece cual es la intensidad que tiene la fobia en la persona, que tan agresivo debe ser el tratamiento y como han sido las consecuencias que hasta ahora ha desarrollado el paciente antes de iniciar el proceso de curación.

Hacemos énfasis nuevamente en que este proyecto que llevo a cabo es un punto de partida en el que los individuos con un trastorno de este tipo pueden encontrar la respuesta a sus males, así como también los familiares y amigos cercanos que tienen que sobrellevar este tipo de situaciones.

Diferencias entre miedo y fobia

El miedo es un sentimiento o sensación natural en todos los seres humanos, es una respuesta automática a situaciones en las que la defensa de nuestro ser es primordial. Es gracias a el miedo que nos alejamos de circunstancias desagradables, bien sea por sentir que se está bajo alguna amenaza o porque simplemente se es intolerante por deseo y voluntad, y la reacción que se tiene ante el miedo se maneja con lógica y cordura.Fobia

Caso contrario ocurre con la fobia, es decir, no se maneja con prudencia, la reacción que se tiene ante una fobia suele ir acompañada de reacciones ilógicas y comportamientos extremos. De hecho, se llegan a considerar fobias raras aquellas que para muchos no tienen ningún tipo de sentido, como por ejemplo la tripofobia, que es el miedo por agujeros pequeños y juntos, como los de una colmena de abejas. Normalmente se llega a pensar que es imposible que alguien pueda sentir eso, pues es algo tan común y normal, pero la realidad es que existen personas que la sufren de esa extraña fobia y muchas más.

Cuando se padece de una fobia, el organismo comienza a emitir respuestas involuntarias, como pánico y paranoia, creyendo que el objeto fóbico puede estar en cualquier lado. Una vez presente ante la fobia se puede presentar sudoración excesiva, taquicardia, aumento de adrenalina, incluso romper en llanto, es una de las respuestas más populares por quienes padecen estas enfermedades.

Las fobias más comunes

Como un antagónico de las fobias más raras que nos traen a este blog, estos son los trastornos fóbicos más conocidos por la cultura popular. Entre estas destacan:

  • Claustrofobia: Quienes la padecen tienen pánico a los espacios cerrados.
  • Entomofobia: Sufren un miedo irracional a los insectos.
  • Hemofobia: Nunca has visto u oído que alguien se ha desmayado al ver la sangre, pues sufren de una fobia que también se conoce como hematofobia, que es el miedo a la sangre.
  • Necrofobia o tanatofobia: Creo que es algo que prácticamente todos tenemos un poco de esta fobia de forma innata, ya que es el miedo a la muerte.
  • Brontofobia: Existen multitud de afectados que la sufren, pero a la mayoría de los perros les viene también innato, es el miedo a los truenos o a lugares con climas lluviosos.
  • Acrofobia: Estas personas jamás harán puénting, parapente o paracaidismo, ya que es el miedo a las alturas.

Estas son las más populares y comunes porque seguro que conocemos, al menos, a un amigo o familiar que manifiesta ataques de pánico al estar en situaciones tan comunes como un espacio pequeño y encerrado como un ascensor, o frente a una cortada de la piel de la que brote un poco de sangre. Los vemos rápidamente perder el control o incluso el conocimiento frente a dicha situación.

Sin embargo, existen excepciones que trascienden a lo anormal y resultan en una interesante temática a la que popularmente se le conoce como fobias raras.

Origen de las fobias

Ya adelantamos al principio que las fobias provienen de un determinado momento que marca una experiencia en concreto para la persona. Dicho suceso negativo representa un evento que puede ser social al que hay que repeler para garantizar la seguridad. Muchos pacientes han llegado a mi consultorio a equiparar la sensación de estar frente a su agente fóbico con una circunstancia como la muerte.

Otros con pensamientos más extremos han considerado el suicidio como una solución alternativa y práctica con tal de dejar de padecer el conjunto de miedos irreversibles que le provoca su fobia.

Causas que provocan su aparición

Por todo esto, hemos podido segmentar en este material el origen de las fobias en 4 grandes campos de investigación para nosotros los especialistas. Las fobias se manifiestan de manera exagerada representadas por el temor, ahora los motivos pueden variar de persona en persona, los más comunes son:

Experiencia traumática

Lo común es que sucedan en la infancia, cuando se viven los primeros momentos de miedo, acompañados de las primeras sensaciones de angustia por creerse en peligro. De ahí en adelante se asocia ese temor hacia el objeto o situación, por ejemplo, un niño al que se le inyecto una vacuna y le duele la inyección; a partir de este momento le tiene miedo irracional a los objetos puntiagudos y a las agujas (Aicmofobia) y a los lugares como consultorios médicos en los que sufrió la experiencia.

Sin embargo, no es un limitante que ya habiendo cumplido la mayoría de edad puedas experimentar una experiencia traumática. En una oportunidad recibí a una paciente que visitó las playas de Ipanema en Brasil en temporada alta, la cantidad de gente era tal que se le hacía difícil caminar entre el bullicio. En un momento, su novio le soltó la mano y perdieron contacto. La chica se había quedado completamente sola en el lugar y solo pudo ser localizada 24 horas más tarde en el aeropuerto de la ciudad.

Había decidido regresar y en el ataque de pánico irracional no se le ocurrió llamar por teléfono para pedir ayuda o atender las decenas de llamadas que su familia le habían hecho. Sin querer había desarrollado a partir de esta experiencia traumática, autofobia y enoclofobia, que son miedo a quedarse solo y miedo a las multitudes.

Principio genético

He leído estudios en los que se demuestra que las fobias en algunos pacientes pueden provenir por una concatenación genética. Se menciona al cromosoma 15, en donde existen 60 genes aproximadamente, allí se desenvuelven los impulsos cerebrales que ocasionan el pavor por algo, unido a la manía de alejarlo.

Es equivalente a decir que la fobia en cuestión es heredada. He tenido que trabajar con padres e hijos al mismo tiempo, porque los mayores al no poder controlar sus propios miedos, influyen de manera negativa en los menores al inculcarle más aún la fobia que tienen.

Comportamiento aprendido

Siguiendo la misma línea de la procedencia genética, suele suceder por ejemplos que se ven entre las personas más allegadas, familiares o amigos. Los pequeños de la casa son los más afectados, porque puede pasar en una gama de formas en los que fácilmente los miedos se convierten en fobias. En mi familia, especialmente en mi hogar, todos desarrollamos en su momento un miedo por los insectos, ya que mi madre es tenía pánico, especialmente a las cucarachas y las mariposas, sin embargo, mi padre supo cómo controlar, al menos en mi este temor sin control de mi madre para que no lo sufriera en un futuro.

Comportamiento instintivo

Muchas de las fobias comunes como miedo a las serpientes (ofidiofobia) o a las arañas (aracnofobia) es debido a que naturalmente se sabe que estando en presencia de esas situaciones se pone en riesgo la vida, la reacción de pánico, aunque exagerada, es la manera que se encuentra para salvaguardar la vida.

Factores de riesgo

Existen 4 elementos determinantes en cada paciente que por lo general son la base del estudio individual que hacemos para establecer el grado de la fobia, los elementos que la componen y por supuesto cuáles son los pasos que posteriormente daremos para armar un plan para actuar en contra de la fobia o un tratamiento eficaz. Los detallamos a continuación:

Edad

Mencionamos anteriormente que la niñez es un momento crucial para evitar el nacimiento de las fobias, porque las primeras experiencias negativas de los individuos con los temores suceden a corta edad. Del mismo modo, la sensibilidad de los niños y la de los adolescentes es un factor.

Está demostrado que en la mayoría de los casos, la fobia social, aparece en los jóvenes cuando entran a la universidad, cuando el contacto con la sociedad es más complejo y amerita no solo una comunicación informal, sino también el desarrollo de interacciones técnicas, académicas y profesionales, que van de la mano con relaciones igual de complicadas y resultados que si no sabemos dominar, pueden generar cualquier cantidad de fobias que destruyan la calidad de vida social del paciente.

SexoMiedos

Las fobias no distinguen el sexo de las personas, sin embargo, estadísticamente hablando, tenemos que admitir que nosotras las mujeres y más aún cuando estamos más chicas, resultamos más propensas a una fobia. En el caso de las fobias raras, también tenemos un alto índice de probabilidad de desarrollarlas.

Un ejemplo clásico es la entomofobia, el miedo a los insectos, un mal que lamentablemente hemos visto solo en mujeres y no en hombres pero que apuesto a que en algún momento, algún varón vendrá a detallarme los síntomas del pánico que le causan las arañas.

Familia y amistades

Naturalmente, la familia y las personas que rodean a nuestros sujetos de estudio son una influencia básica a la hora de determinar la causa de una fobia o trastorno similar. Ya sabemos que podemos encontrar el origen de una fobia desde el punto de vista genético o hereditario, al mismo tiempo que puede ser un comportamiento completamente aprendido en la infancia y desarrollado en la adultez. De cualquier forma, nuestro ambiente familiar puede ser el que nos genere la fobia.

Zona Geográfica

Existen casos en los que lo desconocido puede ser fuente de enfermedades psicológicas como una fobia, por ejemplo, para las personas que viven en la ciudad, el bosque, el mar o las montañas pueden ser elementos determinantes para su enfermedad, ya que en estas zonas geográficas pueden haber animales o condiciones climatológicas desconocidas que no comprendan, por lo que sí, aunque no lo creas, que no conozcas el mar puede ser un favor clave en el desarrollo de tus miedos.

Síntomas fobias

Basado en mi experiencia, podemos establecer un conjunto de síntomas y características básicas en los pacientes que no son más que un esquema de comportamiento y signos físicos que desarrollan con el pasar del tiempo y el convivir de la fobia. Aprecio que, en la comunidad, tengamos una visión integral de los síntomas de las fobias, porque así los usuarios de páginas webs como la nuestra, tendrán una orientación básica en cualquier parte del mundo.

Síntomas físicos

El cuerpo reacciona químicamente de una manera impresionante al momento de estar presente el agente fóbico que perturba la tranquilidad del sujeto. Resulta imprescindible para nosotros evaluar el estado físico del paciente para determinar cuáles son los efectos de la fobia que son necesarios controlar con algún tipo de medicamento adicional a la terapia, tratamientos que evaluaremos más adelante.

Uno de los síntomas más conocidos y que presentan casi todos los pacientes es la sudoración. El cuerpo se tensa, la actividad cardíaca aumenta, todo el cuerpo se acelera en actividad y al estar quieto sentado en una silla comienza a vibrar. Todo el movimiento produce sudor en manos, cabeza, cuello, pies, axilas. Cuando estos movimientos resultan incontrolables, los temblores y los escalofríos son comunes dentro de toda la patología en general del paciente.

En diversos casos, la falta de respiración y el dolor en el pecho son elementos que por lo general son tratados con ejercicios de respiración. La situación se complica cuando el paciente tiene problemas respiratorios como asma o bronquitis, en dicho caso tenemos que tratar al paciente de la mano de su médico de cabecera en estos asuntos para controlar posibles crisis de su enfermedad con algún medicamento especial, que controle esos síntomas que pueden ser muy perjudiciales en determinados eventos.

Otros síntomas como la resequedad en la boca, mareos, dolores de cabeza, dificultad para visualizar objetos claramente, taquicardia, problemas para caminar, desmayos, dependen del tipo de fobia que el paciente manifieste.

Síntomas psicológicos

La imaginación nos juega una mala pasada en este aspecto y se los quiero demostrar con un breve ejemplo: En una oportunidad llego a mi una paciente muy especial, mi abuela, que con su avanzada edad de 73 años, aún hace compras en el mercado y paga sus cuentas, a pesar de que no lo necesita, le gusta salir a la calle por un poco de vida. Sin embargo, vino a contarme en secreto que sufre de miedo a las alturas, acrofobia, una fobia muy común que pueden desarrollar los pacientes a partir de una mala experiencia fácilmente.

Sin embargo, el caso de mi abuela era muy especial, porque cuando se montó en un avión por primera vez, estaba convencida que aquel aparato no se iba a mantener en el aire, por lo que asegura que se resignó a la muerte y prefirió embriagarse con los cócteles y tragos disponibles en la nave, con tal de ocultar su pavor por las alturas. Esa convicción, es el elemento clave para determinar la clase de gravedad con la que nos estamos enfrentando.

El paciente puede llegar a pensar, que la solución a sus problemas es el suicidio, porque la fobia es tan incontrolable, que lo mejor es partir para dejar de sufrir. Lamentablemente, los números que manejamos sobre personas que concluyen su vida por una fobia, son devastadores para la comunidad.

Síntomas conductuales

Van de la mano con los problemas psicológicos, y son la muestra más inmediata junto a los síntomas físicos de las reacciones que toma el sujeto cuando está experimentando un ataque de ansiedad cuando esta ante lo que le produce fobia. ¿Sabías que hay personas que le tienen miedo al césped, a los árboles o las plantas? El nombre de esta fobia es dendrofobia y los pacientes que la sufren buscan cualquier excusa para cancelar esa cita en el parque, en la piscina o cualquier lugar parecido, que han planificado un grupo de amigos.

Existen situaciones en las que la respuesta a la fobia es el llanto sin control o una rabia desmedida con tal de repeler lo que provoca la fobia.

Clasificación

Tratamiento para las fobias

Si bien es cierto que durante todo el estudio de fobias que hemos realizado, obtenemos un completo perfil de la enfermedad, todo nos conduce a descubrir cuales son los tratamientos y medicinas que los afectados necesitan para salir de esta enfermedad que no les permite llevar una vida tranquila.

Diagnóstico

Ya es prácticamente obvio que lo primero que tenemos que hacer a la hora de comenzar a sufrir una sintomatología fóbica es acudir a consulta con un especialista como yo. Desde la organización que me fundo los conocimientos siempre hemos condenado en la comunidad el autodiagnóstico y la automedicación para este tipo de trastornos mentales. Son condiciones muy serias que hay que tratar con extremo cuidado.

Miles de vidas se han perdido por el mal diagnóstico de una fobia o la mala praxis a la hora de dar tratamiento a un miedo incontrolable. No se trata precisamente de consolar o demostrar aversión para que las personas enfrenten sus miedos. En un punto clave de la historia, será inevitable que el glosofóbico se vea obligado a hablar en público, o que el paciente con sociofobia tenga que ser juzgado por un grupo de personas que evalúen su actitud, es por eso que el diagnóstico en el que medimos la intensidad de la fobia es tan esencial para el tratamiento y terapia que se va a aplicar.

En concreto, no hay un procedimiento establecido para diagnosticar fobias. Sin embargo, por lo general existe un guion o lista de preguntas que debo hacer al paciente para saber cómo es la condición inicial y ejecutar un posterior ciclo de terapia.

Diagnóstico de fobias específicas

Las fobias específicas hay que diagnosticarlas con una serie de preguntas relacionadas a la misma y una eventual situación de contacto con el elemento que provoca la enfermedad para medir el grado de intensidad de la ansiedad que provoca el miedo.

En mi caso, las entrevistas a fobias específicas incluyen conversaciones con los familiares o allegados del paciente, para tener más detalles del día a día de la persona que es posible que tengan que evitar decir por pena o porque tienen sentimientos reprimidos contra las sensaciones que les produce su fobia específica.

Diagnóstico de fobias sociales

En alguna oportunidad me he topado con diagnósticos complicados de hacer, la mayoría de estos son porque la fobia social es la más difícil de descubrir exactamente su procedencia. El paciente por lo general va a consulta coaccionado por alguna persona cercana que ve lo afectado que resulta del contacto con la sociedad.

Antes del diagnóstico, se procede a una conversación práctica en la que se obtienen datos relacionados a la vida cotidiana del paciente. Luego se van descartando los escenarios considerados normales y después se pregunta sobre eventos cercanos a lo que produce el miedo. Cuando detecte alguna anomalía o respuesta ansiosa comienzo a descubrir las respuestas necesarias para iniciar el tratamiento respectivo.

Diferentes terapias posibles

Medicación para fobias

Las diferentes terapias como las hemos explicado ya es el tratamiento más recomendado y reconocido por los especialistas en la materia. La medicación representa una herramienta que dejamos de lado hasta que no obtenemos definitivamente los resultados esperados con los mecanismos terapéuticos recomendados. La medicación para fobias puede traer entre otras cosas, efectos secundarios que originen más problemas físicos y mentales que obviamente ninguno de nosotros necesita y por eso siempre demostramos aversión a aplicarlos.

Sin embargo, debemos definir cuáles son los principales medicamentos que tenemos que utilizar los especialistas para contrarrestar los efectos de una fobia sin control que la terapia no puede curar.

Las fobias más raras

Raras, absurdas, irracionales, incluso estúpidas te parecerán las fobias que os encontrareis en nuestra web. Hasta ahora, no crees que existen personas que les da un ataque de pánico y ansiedad ante espejos (eisoptrofobia) o frente a situaciones tan simples como sentarse en una silla (catisofobia) pero te sorprenderás:

  • Fobofobia

Aunque resulte muy irónico esta fobia rara se produce por tenerle miedo al miedo, las personas que sufren de fobofobia tienen un temor tan intenso a sentir ataques de ansiedad que terminan teniendo irracionales trastornos de pánico. Por ejemplo, los homofóbicos ante una situación que les cause terror pueden quedar estáticos, sin saber qué hacer, debido al estrés que les causa tal situación, a diferencia de una persona común, que, a pesar de tener miedo, puede pensar y analizar cuál sería la mejor salida para solventar su problema en ese momento.

  • Clinofobia

Miedo a ir a la cama y dormir, las razones pueden ser muchas, como creer que pueden morir mientras duermen, que alguien los ataque y no se puedan dar cuenta, que algún espectro oculto debajo de la cama se apodere de ellos, o inclusive mojar la cama. Normalmente se puede deber por algún evento específico del pasado que ahora lo asocia con una emoción sensitiva que se manifiesta a la hora de dormir. Patológicamente estos pacientes fóbicos suelen padecer de insomnio, y poner en riesgo su salud al no completar efectivamente el ciclo de descanso que necesita el cuerpo.

  • Hipopotomonstrosesquipedaliofobia

Miedo ilógico y desmesurado por las palabras largas, especialmente por su pronunciación. Para que los Hipopotomonstrosesquipedaliofóbicos puedan decir su fobia sin antes entrar en trauma, se recortó la palabra llamándola también sesquipedaliofobia (si, la mitad). Mayormente ocurre cuando en conversaciones técnicas o científicas, El que teme a las palabras largas, lo hace por el riesgo a quedar en ridículo o que los demás piensen posee una inteligencia inferior por eso prefieren evitar decirlas. La fobia se manifiesta mediante nerviosismo y ansiedad, y trae como consecuencia que sus portadores sean poco sociables.

Si sufres de esta fobia rara, tápate los ojos, porque a continuación voy a colocar las dos palabras, en castellano, más largas aceptadas por la Real academia de la lengua:

  • ELECTROENCEFALOGRAMA
  • ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO

Solo era una broma, ya que esta fobia la sufren un porcentaje muy bajo de personas, y dentro de ese bajo porcentaje, prácticamente es nulo el número de personas que se atreven a leer por internet por miedo a encontrarse palabras largas.

Para la gran mayoría de personas resultará un miedo absurdo, o incluso irreal, pero esta fobia rara se refiere al miedo al dinero. Resalta el hecho de que no se refiere concretamente a los billetes o monedas que pasan de mano en mano porque eso entonces seria fobia a la suciedad, a la contaminación y a los gérmenes (misofobia), sino más bien a lo que representa como tal el dinero. Lo que a la mayoría de la gente le encantaría vivir todos los días, poseer mucho dinero e ir a gastarlo a las tiendas, o simplemente contarlo, a estas personas les produce un terror atroz.

Esta fobia tan rara puede ser que haya sido provocada por una mala experiencia vivida relacionada con el dinero o que el pensamiento vaya más allá y se relacione con el poder y todas las consecuencias que pueda traer.

En fin, aprecio tu interés por las fobias más raras que existen en nuestra sociedad, por eso quiero compartir mis experiencias y que compartas con la que te ha tocado vivir, en tus propias carnes o bien por parte de algún familiar o amigo. Visita el listado de fobias que te dejo aquí abajo y sorpréndete con la cantidad de rarezas que allí encontrarás.

Lista de fobias y miedos

Otros temas de interés

Terapia para olvidar a una ex pareja

Es normal para toda niña soñar con la vida perfecta, semejante a un cuento de hadas, en la que algún lindo día se han de casar con un príncipe azul y ser felices para siempre, pero a medida que crecemos y adquirimos madurez emocional nos damos cuenta que en la vida real esto no suele […] […]

Leer más