XANTOFOBIA. Tu primera reacción, al saber sobre el tema que traigo en esta ocasión, podría ser de desconcierto, incredulidad o probablemente sientas ganas de reírte, pero te ruego que no lo hagas. Es un asunto muy serio, y estoy segura que, si sufriéramos con esta condición, no nos causaría nada de gracia. La xantofobia es un miedo intenso, irracional al color amarillo. Es muy real para la persona o personas afectadas por esta fobia. He atendido casos extremos, de pacientes xantofóbicos, que incluso con solo escuchar la mención, de la palabra “amarillo”, han sufrido ataques pánico.

Causas de la Xantofobia

Según la información que nos arroja la evidencia clínica, en la mayoría de los casos de xantofobia, el catalizador puede estar relacionado con alguna experiencia en la propia vida del paciente, o con un patrón de conducta adquirido, a través de medios como películas, TV, o tal vez viendo a alguien más experimentar, dicha repulsión por el color amarillo.

Mediante la asociación constante, de sentimientos a situaciones, es la forma como los humanos formamos nuestro carácter y moldeamos el comportamiento. Es el caso de Betty, una paciente de 25 años, que es xantofóbica, desde que tiene memoria.

Con Betty no fue sencillo, dar con la raíz de su problema, ya que como pude determinar, el mismo se había fijado en su inconsciente desde la infancia, pues siempre fue muy unida a  su madre, y estar aunque fuese un momento sin la presencia de ella, significaba una sensación terrible para Betty.

En ocasiones, la mamá de Betty la obligaba a  sentarse, frente al televisor a ver dibujos animados, para ir a hacer ciertas diligencias, por lo general, a la hora que mamá salía de casa, la programación que Betty se quedaba mirando, era la familia amarilla más popular de la TV, (Los Simpsons). De esta forma mi paciente, aprendió a asociar sin darse cuenta, la sensación desagradable que significaba para ella, quedarse en casa sin su mamá, con el color amarillo de su dibujo animado preferido.  

Particularidades de los Xantofóbicos

La xantofobia, es considerada entre las fobias más raras que existen, por lo que quienes la padecen manifiestan ciertas peculiaridades en su comportamiento, que menciono a continuación:

  1.  No ingieren queso amarillo, mostaza, limonada, plátanos, yema de huevo, ni cualquier cosa que sea amarilla.
  2.   Suelen cerrar los ojos y mantener la respiración al orinar.
  3.  Tienen pánico, frente a los taxis o buses escolares, que por lo general están rotulados en color amarillo.
  4.  Pueden expresar repulsión por los chinos (sinofobia), por ser considerados popularmente, como la raza amarilla.
  5.    Son incapaces de usar la guía telefónica, de páginas amarillas.
  6.    Tienen aversión a usar prendas de oro (aurifobia).

He pasado gran parte de mi vida, preparándome para ayudar a las personas, a superar problemas como la xantofobia. Te invito a ponerte en contacto conmigo, no dejes pasar la oportunidad, de desarrollar habilidades y técnicas que te serán útiles, para toda tu vida, en todas las situaciones. Además comparte esta información, en tus redes sociales, para que tus amigos también puedan sacarle provecho.